Aprende todo lo que hay que saber sobre la temible y dañina envidia

Para surgir y tener éxito en esta vida es indispensable dejar atrás todos esos apegos y sentimientos dañinos y negativos que solo te hunden definitivamente como persona y te bloquea el camino a ser exitoso, tal como es es el caso de la nefasta envidia, “la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento” decía un antiguo texto y hoy vas a aprender un poco más de ella.

En ese preciso momento en el cual una persona consigue escalar y hacerse amiga del anhelado éxito, se provoca siempre una pizca de cierta envidia en muchas personas, pues, lógicamente esto se debe (aunque suene duro decirlo) a que ellos tienen en su mente un “complejo de inferioridad” que les impide avanzar y obtener lo que desean.

La envidia no tiene nada positivo, no creas que te puedes servir para algo ni por un segundo, lo único que conseguirás son conflictos en tu entorno y te aseguras tu propia mediocridad.
La frase detrás de la cual esas personas se escudan es: “Te tengo envidia sana”, que en realidad no tiene nada de verdadero. Una persona envidiosa es una persona insegura, egoísta y celosa, además de frustrada por no tener lo que otros poseen, así de simple.

Si quieres ser rico tanto espiritualmente cómo en el aspecto material ya deja de un lado la envidia y la mediocridad este es uno de los consejos sobre el cual todas las personas bien sucedidas coinciden.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"