Aprende a seducir a un hombre en 12 pasos.

Puede ser que lo conozcas desde hace mucho tiempo y desde ese momento, suspires por él.

O quizás lo conociste una semana atrás, pero te ha flechado el corazón.

La cuestión es que hay un hombre que te hace suspirar y hasta sueñas con él, pero hay un pequeño problema: no sabes cómo conquistarlo y temes que si lo haces mal, pierdas tu oportunidad.


Consejos

Muchas mujeres aún piensan que son ellos los que deben tomar la iniciativa para intentar una nueva relación y se quedan esperando que ese hombre que les ha llamado la atención dé el primer paso.

Esto no tiene por qué ser así, no siempre ellos deben llevar la iniciativa para conocer a alguien nuevo.

Aunque la seducción pueda tener un algo de misterio, es perfectamente posible delinear ciertas costumbres, hábitos y modos de comportarse que son una gran arma al momento de seducir a un hombre.

Estos son algunas de ellas.

1. Sonríe, siempre sonríe: es el gesto de complicidad por excelencia y muy contagiante. Además revela que te sientes cómoda con él y le alienta a dar un paso.

2. Muéstrate segura: una mujer es más bonita cuando confía misma que lo es y esa seguridad se nota. Si te muestras determinada y confiada, llamarás su atención sin duda alguna.

3. Vístete adecuadamente para la ocasión, ya que la ropa demuestra muchas cosas: refleja los estados de ánimos y las emociones, deseos y personalidad. Escogerla bien para cada lugar te ayudará en el proceso de conquista. Recuerda: la ropa más sexy no es aquella que muestra todo, sino la que deja ver apenas lo necesario y deja que la imaginación juegue…

4. La imagen personal lo es todo y esto no significa lucir un perfecto 90-60-90. El arte de la conquista nada tiene que ver con el peso y va mucho más allá. Preocúpate más por cómo te muestras en tu totalidad: maquillaje, peinado, accesorios. Nada en exceso es bueno y muchas veces el look más natural es el ideal.

5. Comunícate con él, escúchalo, a todos nos gusta ser que lo que decimos sea recibido por la otra persona. Escucha lo que dice sobre sus actividades, sus gustos y su día a día, eso te ayudará a conocerlo más.

6. A los varones también les gustan los regalitos sorpresas o las pequeñas atenciones. No tiene por qué ser un gran regalo: una ayuda en el trabajo o simplemente un saludo en una fecha especial pueden marcar una gran diferencia.

7. No te vayas a los extremos: hablar sin parar o nunca decir nada, ser excesivamente tímida o pecar de desvergonzada, extremadamente sentimental o muy fría, son formas de actuar que espantan a muchas personas.

8. Si realmente quieres conquistar a ese hombre, añade un poco de misterio a la relación: él no tiene por qué saber absolutamente todo sobre ti. La información debe ser con medida y, tal vez, con un toque de misterio. Al principio, no expongas mucho sobre ti misma: los hombres encuentran fascinante las incógnitas en una mujer y les permite imaginar miles de cosas. La imaginación es el arma más poderosa en el juego de la seducción, la curiosidad que él pueda sentir por ti despertará su interés por conocerte.

9. La mirada es un detalle fundamental. Si la situación es que aún no han establecido ningún tipo de contacto, es fundamental que él sepa que “estás ahí”, que “existes”. Asegúrate de que cuando estés cerca de él haya contacto visual, es extremadamente importante que puedas introducirte en su campo de acción, ese es el primer paso.

10. Las bromas y la confianza son la base de una relación: las primeras son el mejor camino para lograr la segunda. Si tienen un tema que sea del gusto de los dos (y que los demás no entiendan, mejor) será un gran puente: puede ser un grupo musical, un programa, una serie o una película, una caricatura, algo que les permita bromear y reírse de ustedes, de los demás y del mundo.

11. Los pequeños y sutiles contactos físicos son señales que dejamos, una especie de “sí” silencioso pero muy potente. El contacto humano nos hace sentir mejor y más cerca de los demás. Cuando tocas o rozas discretamente a un hombre, crearás un vínculo con él. Aprovecha la oportunidad de tocarlo cuando hablas con él, pero, por supuesto, de forma extremadamente sutil: una palmada en el hombro, un roce de manos, una caricia leve en el brazo al saludar. Lo importante es que él no se sienta invadido en su espacio personal, ya que muchos hombres se sentirán “intimidados” si ven que la mujer da el primer paso.

12. En temas de seducción, hay algo muy simple pero que da un gran resultado: nos atrae aquello que es similar a nosotros. Si imitas ciertos movimientos o posturas que él hace cuando hablas con él, lograrás captar su atención. Si él se toca el cabello, poco después haz lo mismo. Si toma una determinada postura al hablar, imítala. De una manera insconciente, él pensará que te pareces mucho a él. Por supuesto, la palabra clave en este punto es la sutileza, sino pasarás de seductora a terrorífica.

13. En algún momento, sutilmente, puedes sacar el tema de las parejas, cómo sería tu compañero ideal (y defínelo a él). Si le abres tu corazón al hablar de un tema tan personal y él tiene interés en ti, seguramente seguirá por el mismo camino.

14. Las mujeres naturales y sin complejos enamoran a los hombres, así que seguramente impactarás a ese que te interesa si sabes demostrar lo muchos que vales y lo interesante que eres.

Relájate, no finjas, sé tú misma y hazle sentir de forma sutil que una mujer como tú necesita a alguien exactamente como él. Si le haces sentir que él es el que te sedujo (y no tú a él) tienes gran parte del camino ganado, porque a ellos les encanta pensar que llevan la iniciativa.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"