Ante las malas notas de su hija autista, este padre hizo algo SENSACIONAL

Un cambio de colegio siempre puede traer problemas de adaptación e influir en el rendimiento.

Pero cuando este cambio se produce de una institución especial a una estándar, las complicaciones son mayores.

Especialmente, si la alumna es autista.

Cambio

Sophie Jackson, una niña australiana de 9 años, es la menor de los tres hijos de Shane Jackson. Ella fue diagnosticada con autismo cuando tenía 3 años.

Atendiendo al diagnóstico, su educación fue en instituciones educativas de enseñanza especial, pero en el 2016 ella fue transferida a un colegio normal.

Allí enfrentó los retos de manejar un ritmo de aprendizaje al que ellano estaba acostumbrada.

Malos resultados

El primer año fue extremadamente difícil: Sophie reprobó una gran cantidad de materias.

Para el segundo año, el panorama no cambió demasiado. Le era difícil manejar el ritmo, a los que se sumaba la frustración de no obtener los resultados deseados. Acudía todas las semanas a clases de refuerzo, pero sin resultados, lo que le hacía sentir aún peor. Estaba triste y malhumorada.

Su libreta mostró calificaciones muy bajas, lo que la llevó a llorar por varios días.

Era necesario un cambio.

Acción: “el otro boletín”

Ante las malas notas obtenidas por su hija y lo mal que ello la hizo sentir, su padre decidió que hacer algo, especialmente para levantar el ánimo de Sophie.

Para ello, decidió elaborar una lista con las cualidades de Sophie, una especie de “boletín de calificaciones de papá”. Lo publicó en las redes sociales.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"