Amor condicional y amor incondicional: Diferencias.

Si es que te encuentras confundido acerca de lo que significa el amor condicional y el incondicional, entonces te invitamos a continuar leyendo este artículo durante el cual nos explayaremos acerca de las diferencias que existen entre ambos tipos de amor.

Lo primero que queremos decir con respecto al amor incondicional es que tiende a idealizarse, producto de las diversas historias de amor condicionales. Entonces, lo más común es pensar que el amor incondicional es inmediatamente lo contrario del amor condicional.

Sin embargo, el verdadero amor es un concepto en sí mismo y no es la mera contradicción u oposición del amor condicional. Es por eso que a continuación hablaremos acerca de las diferencias que tienen estos dos tipos de amor. Además, de que es bueno para todos el poder distinguir el amor bueno, del amor tóxico. En este artículo vamos a definir al amor tóxico como el tipo de amor que nos hace mal, que nos aporta drama a nuestra vida y que no nos hace crecer como personas, sino que nos estanca.

¿Qué es el amor condicional?

En la mayoría de las parejas, este es el amor que se observa, en donde ambas personas, tienen una manera de enfrentar sus sentimientos de forma egoísta. Es decir, en lugar de intentar mejorar o desarrollarse como persona, eligen tratar de cambiar a su pareja o enamorarse de sus propias idealizaciones acerca de cómo debería ser la pareja, sin darse cuenta que la pareja es como es.

Dentro de otras características, es un amor que no acepta al otro tal cual es, sino que intenta cambiarlo para que éste concuerde con la imagen idealizada de la persona, teniendo en cuenta que el modelo no es real y muchas veces tampoco es posible. Podemos decir que es un amor dominante y posesivo que se desprende de las intolerancias que tienen las personas. Otra característica es que juzga moralmente los sentimientos y principios del otro. Sin dejar mucho espacio a la empatía o a que el otro argumente explicando por qué es como es.

Siendo que la mayoría de las parejas viven este amor, no es por que lo decidan así, sino que más bien es algo inconsciente. Las personas idealizan al otro y luchan por conseguir las expectativas de perfección en la otra persona, sin darse cuenta. El verdadero problema se produce cuando las personas se dan cuenta que se enamoraron de su propia idealización y no de la persona real.

¿Qué es el amor incondicional?

Lo primero que queremos decir es que muy pocas personas experimentan este tipo de amor, ya que es uno de los más puros y difíciles de lograr, requiere de un desarrollo personal profundo, a menudo pudiéndose lograr sólo mediante meditaciones o terapias, en donde el foco sea mejorar en este aspecto. Además, es uno de los más difíciles de conseguir, ya que significa que uno encontró a alguien especial, del cual nos podemos enamorar de la persona tal cual es.

Nos referimos a ese “amor verdadero”, el cual consiste en que podamos aceptar con amor que la otra persona viene con sus fortalezas y sus defectos y nosotros también. Es por eso que se dice que el amarse a sí mismo es esencial para poder amar a otros. Todo esto, dentro del marco de que no nos haga daño la otra persona.

En algunas relaciones tóxicas, se tiende a aceptar al otro tal cual es y en consecuencia, se suelen aceptar infidelidades, engaños, situaciones dolorosas, situaciones en donde está en peligro la integridad física y/o la mental, etc. Por lo que es indispensable aclarar que no nos estamos refiriendo a la aceptación en este tipo de casos.

Este tipo de amor es tan puro, que es capaz de privilegiar el bienestar de la pareja por encima del propio, sin poner condiciones. Es decir, el amor incondicional no es posesivo ni intolerante. Es por eso que es tan difícil el conseguir construir una relación de amor incondicional. Las personas estamos preparados para medir el amor mediante la moral, con respecto a la forma de querer que tiene la otra persona, involucramos la manera en que el otro nos hace sentir, etc. Pocas veces llegamos a comprender que cada persona es diferente.

Condiciones para el amor

Una de las primeras cosas que deben hacer los individuos es el empezar a pensar como pareja, para eso deben dejar de lado sus propias ideas acerca de lo que está bien y lo que está mal y empezar a hablar de esto, con el propósito de construir una moral compartida y en un futuro, una vida compartida.

Además, a pesar de que los seres humanos tenemos una naturaleza predefinida, en algunos casos debemos intentar bajarle la intensidad a ciertos rasgos que tenemos. Algunos ejemplos de eso son el ser posesivo o celoso. Hay que intentar aceptarse por lo que uno es, siempre y cuando no se dañe al otro. E intentar de no poner demasiadas expectativas con respecto a lo que se quiere llegar a ser. El amor puede ser una tarea complicada, pero sin lugar a duda, nos puede traer varias recompensas.

Ahora que ya hemos expuesto las notables diferencias entre el amor condicional y el incondicional, entonces es bueno que te preguntes ¿Qué tipo de relación estás construyendo?¿Una que lleva al amor condicional o al amor incondicional? ¿Van hacia una relación sana o una tóxica?


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"