Quien tiene un amigo tiene un tesoro. Feliz día de la amistad

¿Qué sería de nuestra vida sin los amigos? Ellos marcan nuestra existencia y muchas veces, pasan a ser tanto o más importantes que la propia familia.
A lo largo de los años, los amigos y la definición misma de la amistad va cambiando. Hay quienes son más estrictos con el término, pero normalmente la palabra designa a varios tipos de relaciones. Con el advenimiento de la tecnología, aparecieron incluso los amigos virtuales, gente a la que nunca hemos visto personalmente, pero con las que establecemos relaciones especiales.

La palabra “amistad” es muy amplia y muchas veces se considera “amigos” a personas que realmente no lo son. Por eso, te mencionaremos a los que deben ir entre comillas y los que lo son en realidad.

Los “amigos”

En esta categoría incluimos a los que se acercan, pero no por un verdadero sentimiento de amistad, sino por cuestiones más bien coyunturales.
En primer lugar, podemos citar a los amigos por conveniencia o “ventajeros”: se acercan por algo, ya sea material, diversión o una ventaja de otro tipo. Esta clase de “amigos” están mientras se mantiene la ventaja que buscan, pero desaparecerán cuando esa ventaja desaparezca. Normalmente buscan un rédito económico. A estas personas, como dice el antiguo dicho, “más vale perderlas que encontrarlas”.

Un escalón más abajo del “ventajero” está el que egoístamente siempre piensa en él primero y los demás no importan: ya sea en una salida de diversión o en un trabajo, siempre buscan quedar en mejor posición. Con un poco de trabajo y con los años, muchas veces llegan a ser personas valiosas, si se dan cuenta de su actitud.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"