Amistad de oro: Fabricó una bici para llevar a su amigo en silla de ruedas

La amistad verdadera se demuestra con las acciones más impresionantes he aquí un gran ejemplo de compromiso y entrega en la ciudad de Laoulaye, provincia de Córdoba Argentina, viven Simón y Lisandro, ellos son amigos desde temprana edad y uno de ellos utiliza silla de ruedas, para lograr disfrutar por igual de los paseos fueron a una herrería y solicitaron que les armaran una bici para los dos.

Los niños son primos uno tiene 10 años y el otro 11, llevan toda su vida siendo amigos cercanos y logran compartir mucho tiempo de calidad juntos, ambos viven en la ciudad de Laboulaye, ubicada al sur de Córdoba. Lisandro nació con una dificultad motriz en sus piernas, sufre de espina bífida y usa silla de ruedas, esto no es limitante para los primos que pasan mucho tiempo junto.

Un día a Simón se le ocurrió pedirle a un herrero local que les construyera una bici para pasear junto a su amigo en bicicleta. Recurrieron a Ariel Birche que es un herrero de su localidad este nos comenta:

“¿Nos podrás hacer este invento?”, recuerda Ariel Birche que le dijo el pequeño, entusiasmado con una foto que había hallado en internet. “Era una imagen de una bici-silla de ruedas que me pareció peligrosa, entonces les dije que me lo dejaran pensar y, apenas tuve un rato, busqué otras opciones también en internet; reciclé hierros viejos para armar como un sidecar para bicicleta, y quedó una bici con rampa anexa, donde puede llevar la silla de ruedas”.

Aunque el herrero aún no termina de construir el modelo de la bici, se mantiene en contacto con los niños que pasaron a realizar algunas mediciones para construir la bici y su plataforma para la silla de ruedas, el herrero explica que el vehículo contara con un sidecar para colocar la silla de ruedas, además de una manivela con piñón y corona de esta forma Lisandro se ejercitara y ayudara con el pedaleo a su primo, esta información fue divulgada por el diario La Voz de Córdoba que se mantiene siguiendo la historia.

Lisandro comentaba como surgió la idea a los medios diciendo: “Simón había visto algo en internet, y nos pareció buena la idea, entonces le pedimos al Ariel si la podía hacer. Simón es rebueno, siempre está conmigo, es recompañero, muy ayudador. Siempre vamos a la plaza, ahora con esta bici vamos a ir a todos lados”

Por su parte Simón decía: “Sabemos ir al parquecito que tiene una hamaca que es adaptada, tiene una rampa para que él se suba, y ahí se puede hamacar con la silla y todo. Yo lo llevo y también me hamaco un rato, hablamos de la play, del campo, de películas de terror”

Simón además agrega un argumento que invita a reflexionar un poco: “Las veredas tendrían que estar bien lisas y sin agujeros para que podamos andar bien con la silla de ruedas, sin trabarnos. Y no tendría que haber escalones grandes en los negocios porque cuando queremos entrar, no podemos o tenemos que hacer mucha fuerza”

Los familiares de los chicos comentan que son muy independientes, cuando se proponen las cosas trabajan para conseguirlas y hacerlas realidad sin considerar la silla como un impedimento, este par de niños nos invitan a la reflexión y el cambio de perspectiva con su gran ejemplo de vida.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"