Amigos con derecho ¿Puede funcionar?

Son amigos hace tiempo, comparten muchas cosas en común, gustos, ideas y a veces proyectos. Espacios comunes, tiempo compartido y en algún momento se dan cuenta de que algo más puede suceder, pero libres, sin compromiso, sin sentimientos involucrados, sin reglas establecidas. Parece ser la ecuación perfecta, pero, ¿estás segura de que quieres arriesgar la amistad que tienes con él? ¿la amistad será la misma después? Sería bueno que te plantees las respuestas antes de avanzar.

¿Una amistad entre dos personas es lo mismo tras el sexo casual?

No se trata de una relación ocasional, pues se conocen bien, son amigos, existe un fuerte vínculo de confianza y hasta incluso afectivo entre ambos, se llaman amigos con beneficio, pues más allá de la amistad han ampliado el rango permitido y han cruzado la frontera de su amistad otorgándole un valor agregado: el sexo.
De tanto compartir juntos han pasado a la cama. No es una relación como todas las demás, pues no han tenido citas, no han pasado por la preparación de todo lo que implica el proceso de conocer a alguien que te gusta, la cita, un cena y comenzar la relación. Nada de eso ha ocurrido, pero se encuentran durmiendo juntos y muchas veces ni siquiera los amigos en común llegan a enterarse. No parece importante, pues puede terminar en cualquier momento de la misma manera que comenzó.

Todo comienza como una casualidad en la que dos amigos hacen un acuerdo y le dan continuidad sin saber a ciencia cierta lo que pueda llegar a pasar. Ninguna de las dos partes quiere pensar a futuro. Pero ¿qué tan mecánico puede ser todo?, ¿qué hay después del sexo en medio de una amistad?

No se establecen reglas claras, todo está supeditado al azar y en ese juego de situaciones no se sabe a ciencia cierta lo que pueda llegar a pasar. Dependiendo del carácter, de la mayor o menor sensibilidad de cada uno. Hay personas que no tienen problemas en separar los tantos. La amistad corre por un canal mientras que el vínculo sexual-casual corre por otro. La amistad sigue en el fondo de todo, aunque lleguen a romper la conexión sexual. Por cierto, son la minoría, pues es sumamente difícil mantener intacta la amistad y evitar que los sentimientos entren al terreno de juego, sobre todo cuando ya hay un cariño previo (como resultado de la amistad), es lo más complicado.

Lo cierto y lo concreto es que en una amistad se genera afecto de por medio y con el sexo se crea un vínculo. Podemos debatir mucho al respecto, pero lo realmente importante, es que todo eso que se genera en esa pareja “que intenta no serlo” puede perjudicar al más susceptible de los dos.

Cuando el cariño es un jugador importante y entra el sexo a formar parte de todo ello, es casi imposible que algo no se sienta, que no se despierten emociones, que no surja un atisbo de sentimientos más allá del “solamente sexo”. Si esto no les pasa a los dos, pero a uno sí puede que se le acabe rompiendo el corazón, cuando más allá del sexo disfruta de su compañía, de las caricias, de esa cercanía en la que ha encontrado algo más profundo. Señal de que algunas cosas evidentemente cambiaron por dentro y ya nunca será lo mismo.

Una de las dos partes involucradas, mientras continúe la relación, sentirá que las emociones se apoderan inevitablemente de la situación y seguirá esperando que el amor llegue para los dos. El otro, sin embargo, querrá seguir disfrutando del sexo que los une sin esperar nada más que eso.
Lo concreto es que de alguna u otra manera los sentimientos aparecen desde algún lugar.

¿Vale la pena el riesgo?

Es muy importante que te hagas esta pregunta antes de dar cualquier paso. Si tienes miedo de perder su amistad, si se trata de una amistad muy importante para ti, para tu vida, pon en una balanza si vale la pena arriesgar eso que tienes por pasar a tener sexo sin compromiso sin saber si al fin y al cabo puedes arruinar eso que es tan bello para ti.
Tú te conoces, sabes cómo eres. Si eres capaz de sobrellevar relaciones sin asumir compromisos o si eres consciente de que puedes terminar enamorándote y las cosas salen peor de lo que esperas. Tú sabes quién eres y cómo eres. Nada ocurre por azar, no entres en ese círculo vicioso si no tienes idea de si vas a salir con heridas o ilesa. Si crees que puede convertirse para ti en un juego peligroso, retira tus apuestas de la mesa antes de lastimarte.
Coloca en una balanza, las pérdidas y las ganancias de una relación como esa, la respuesta está en ti misma.

http://www.salud180.com/jovenes/amigos-con-beneficios-puede-funcionar


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"