Adelgazo, engordo, adelgazo, engordo: ¿por qué es tan complicado romper el ciclo?

En el mundo, una de cada tres personas tiene sobrepeso, la mayoría de las cuales se pasan la vida haciendo dietas y el 80% de ellas logran bajar de peso, para recuperarlo con el paso del tiempo. En los últimos 100 años ha cambiado radicalmente la variedad y el tipo de comida que existe, lo cual hace que necesitemos mayor autocontrol para bajar de peso sin recuperarlo y poder mantenerse a largo plazo.

Muchas personas que hacen dieta, atribuyen el fracaso de la misma a la falta de disciplina, pero la realidad es que la mayoría de las dietas no están diseñadas para ser utilizadas en el largo plazo o para mantenerte en tu peso durante más tiempo. Si te fijas bien, las dietas que están de moda pueden ayudar a perder mucho peso en poco tiempo, pero son casi imposibles de mantener a lo largo de muchos años. Lo que muchas personas no se dan cuenta es que la base de una dieta exitosa es la reducción de las calorías consumidas.

El científico del comportamiento Paul Aveyard se dedicó a realizar estudios para ayudar a la gente a controlar su peso, revelando que el secreto es simplemente desarrollar nuevas rutinas que se conviertan en mejores hábitos.

Lo anterior no es fácil porque se trata de cambiar costumbres arraigadas desde la infancia y de conocer los factores clave que están influyendo en el aumento de peso:

– Evolución. Hemos desarrollado señales fuertes para el apetito, pero respuestas débiles para la satisfacción.

– Hábitos. El 40% de nuestra conducta es subconsciente.

– Hormonas. Cuando se pierde peso, el cuerpo intenta compensar intensificando la producción de las hormonas del apetito. La hormona que regula el hambre se llama grelina, la cual aumente desde un 20% hasta cuarenta semanas después de la pérdida de peso, mientras el nivel de las hormonas que suprimen el hambre baja.

– Entorno. La variedad de comida está en todos lados y entre más compramos, más comemos.

– Actitud. A menudo, un solo desliz hace que dejemos la dieta de lado, lo cual desencadena el resultado que queríamos evitar.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"