Acompañada, ¿pero sola? Tal vez tu relación simplemente ya no te llena

También se puede sentir soledad, cuando tienes una pareja, pero casi no ni lo ves. Cuando uno de ellos está tan ocupado que no le queda tiempo para compartir nada con su pareja. O, cuando sí que está; pero su atención está centrada en cualquier otra cosa, que no sea la persona que está a su lado.

Ocurre también, cuando llega un momento en que sientes que ya no tienen nada en común. Ni momentos para compartir, ni gustos, ni intereses, ni… nada.

Lastimosamente esta es una situación más frecuente de lo que piensas y lo mejor es enfrentar el asunto más temprano que tarde.

Un error común es culparse a uno mismo de la situación o culpar al otro. Cualquier de las dos opciones reduce la capacidad de reflexión e impide identificar que hay un problema de dos y ver las posibles opciones para solucionarlo.

Si te ves reflejada o reflejado con las situaciones anteriores, y llegas a la conclusión de que aún teniendo pareja, te sientes sola, lo primero que debes hacer es contarle a tu pareja cómo te sientes.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"