¡Aceptalo! No existen los Príncipes Azules.

Los cuentos de hadas y principitos existen desde de la antigua Grecia y se iniciaron como historias relatadas que fueron popularizándose y propagándose entre varios autores de la época

Luego se fueron realizando historias televisivas donde los personajes protagónicos eran demasiado buenos donde las mujeres de la época debían conformarse con su realidad y ajustarla a la economía del momento y se emocionaban con solo soñar con un príncipe azul y una vida color de rosa y todo un mundo de felicidad.

Siempre es emociónate y atractivo ver los relatos de príncipes y princesas donde todos son personajes lindos y atentos para salvar de los peligros a sus parejas o mascotas, dispuestos a calmar tus penas y dolores para al final terminar todos muy felices.

La vida real es muy distinta a estos relatos y hay personas que piensan que estas historias nos afectan emocionalmente haciéndonos creer en falsas ilusiones. En realidad, pienso que hay edad para sentirse niña o niño y darte la oportunidad de creerte estos relatos y sentir estas emociones porque para todo tenemos tiempo y edad.

La familia y la formación en el hogar te va transformando y convirtiéndote en la mujer luchadora, capaz de lograr tus metas, donde tu pondrás todas tus energías, emociones y debilidades para lograrlas.

No existe la perfección y mucho menos el ser humano sin errores, solo existimos seres que luchan por encontrar la felicidad. El príncipe azul u hombre perfecto son ilusiones que la niñez nos permite sentir, pero no debemos engañarnos y perder nuestras vidas pensando que llegará a salvarnos.

Resulta divertido reunirnos entre amigas y conversar sobre las ocurrencias propias de los hombres el cual nos resulta atractivas y nos enloquecen.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"