9 tips para practicar el egoísmo de manera positiva.

Practicar el egoísmo de manera positiva ¿cómo se entiende eso? Desde chico nos han enseñado que ser egoístas no es nada bueno, incluso en muchas ocasiones seguro has recibido algún reclamo de parte de algún familiar, de tu pareja o amigos, por mostrarte egoísta. Sin embargo, el egoísmo también puede utilizarse de manera positiva, tal vez hasta tú ya lo hayas puesto a prueba pero sin darte cuenta. Como sea, si pensaste que ser egoísta es solamente algo negativo en la persona, piénsalo bien, porque un egoísta positivo puede convertirse en un ejemplo a imitar.

La Dra. Marisa Navarro dijo lo siguiente para el portal WebConsultas: “El egoísmo positivo significa darte para dar, cuidarte para cuidar, quererte para querer, atenderte para atender… Porque no puedes dar lo que no tienes”. Precisamente la doctora en su libro “El efecto tarta”, defiende la práctica diaria del egoísmo positivo. Para ella es considerada una filosofía, en la que primero la persona debe aprender a darse a sí misma misma para poder dar a los demás, pues según la psicoterapeuta ése es el camino para poder llegar a la felicidad.

Si no encuentras la manera de practicar el egoísmo de manera positiva, primero tienes que empezar por hacerte preguntas sencillas como: ¿Qué es lo que en verdad deseo? ¿Qué me gusta?, ¿qué me hace feliz?, ¿qué necesito dar a mi vida? Sí, son preguntas básicas que debes hacerte para llevar en cuenta que tú eres la persona más importante en tu vida. Aquí te traemos 9 tips para empezar a poner en práctica el egoísmo positivo.

Analiza bien lo que quieres para tu vida
Este es el paso número uno a dar, debes entender que tú eres la persona más importante en tu vida. Por eso, primero que todo autoanalízate, pregúntate qué quieres, qué te gusta, qué necesitas para ser feliz. Antes de pensar en la otra persona piensa primero en ti mismo. Si ves algo que te gusta, sin dudar cómpratelo, date ese gusto que te hará feliz. No pienses siempre en que podrías quedarte sin dinero, pues primero necesitas alzar tu autoestima para enfrentar la vida de una manera positiva. Según lo que explica la doctora, el cuidado y la atención a uno mismo son pilares fundamentales para una buena autoestima, y quienes lo ponen en práctica, generalmente suelen ser más felices.

No te menosprecies

No es buena idea estar emitiendo siempre calificativos negativos hacia tu persona. Pues si haces eso constantemente, terminarás creyendo que no eres lo suficientemente buena, tanto para realizar tareas en el trabajo, como para manejar una relación de pareja o situaciones similares. Simplemente elógiate, convéncete de que eres la mejor, en vez de criticarte siempre, saca a relucir tus virtudes. La autocrítica es buena, pero si la usarás para ser mejor.

Deja que tu lado de niña se manifieste
Debes aprender a dejar de lado la idea de que estas poniendo vieja, ya sea por la edad o por tu apariencia física. Nunca permitas que ese espíritu de joven se te borre, pues si quieres reír, hazlo, si de repente quieres bailar, también puedes hacerlo; siempre debes realizar actividades que te llenen de felicidad.

Permítete sentir miedo
El hecho de sentir miedo no es malo, de hecho es algo tan normal como cualquier otro sentimiento. Lo malo del miedo es cuando se vuelve tu sombra y te dejas atemorizar, pues ese no es el paso correcto. Si quieres alcanzar tus metas y ser feliz, debes aprender a superarlos.

Mejora tu versión

Muchas personas siempre piensan “yo soy así y quien quiera estar conmigo debe aceptarme como soy”, ¡tonterías!, primero que todo debes saber que esa actitud, aparte de hacer mal a tus amigos, a tu familia y compañeros de trabajo, te hace mal a ti misma. Siempre hay que tratar de ser mejor, pues si hay una conducta que te complica la vida, cámbiala, no puedes conformarte con tan poco.

Deja de pensarlo tanto y sigue tu corazón
Cuando dudas demasiado, estás perdida. Recuerda siempre que las mejores decisiones la tomas cuando haces caso a tu corazón. Si no estás tan segura de hacer algo, escúchalo, eso te ayudará a tener la confianza necesaria para ir adelante. Nunca permitas que los demás decidan por ti. Tu corazón es el mejor aliado para decidir.

Aléjate de las cosas que te perjudican

Si no te sientes cómoda en un ambiente, ya sea laboral, de pareja, etc. simplemente aléjate. A veces también aconsejas a otras personas que por el bien de ellas mismas, se busquen algo mejor. Pues cuando estés en una situación incómoda, deberías oírte y hacer caso a ese mismo consejo.

Deja de competir y comparte
Debes cambiar “competir” por “compartir”. A veces nos encontramos con personas que no son capaces de compartir sus conocimientos o habilidades por temor a terminar desplazadas. No caigas en eso, tú debes confiar en ti mismo y en tus habilidades, de esa forma no tendrás problema alguno para ayudar a los demás con tus conocimientos.

Ten claro que SÍ PUEDES

Todos los objetivos requieren de esfuerzo y disciplina, por eso es mejor que te los plantees uno por vez. Siempre debes ir a paso lento pero seguro, y si alguna de tus metas no se cumple, no caigas en una depresión. Ten en cuenta que las segundas oportunidades existen y que puedes lograrlo.

Hay que tener en cuenta siempre una cosa: si tú no eres feliz, no te quieres a ti misma, no confías en tu capacidad, entre otras cosas; no podrás ayudar a nadie. Por eso practica el egoísmo positivo, pues así mejorarás tu estilo de vida y con la experiencia hablarás más que con las palabras, para ayudar a los demás.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"