9 señales que indican que tienes amigos tóxicos a tu alrededor ¿Qué tanto conoces de tus amigos?

La vida nos da la oportunidad de escoger a esos hermanos que no llevan nuestra sangre, pero que, sin embargo, llegan a ocupar a lo largo del camino por el mundo ese lugar privilegiado en el corazón. Son esas personas especiales con quienes compartimos una parte importante del tiempo y a veces nos conocen más que nosotros mismos. Pero, si las amistades pasan de ser una grata compañía y esa fuente inagotable de aventuras y complicidades a intervenir negativamente en nuestras vidas, entonces, ¿habremos elegido a los amigos correctos? ¿Cómo saber si estamos ante la presencia de una amistad tóxica?

Cuando estamos en la sima de todos los éxitos, solemos sentir la presencia de mucha gente a nuestro alrededor, pero allá cuando nos toca caer y empaparnos con el lodo o cuando atravesamos por alguna enfermedad difícil, es cuando nos toca saber certeramente quienes son los verdaderos amigos. Finalmente, aquellos en quienes podemos confiar, en quienes nos podemos sostener, con quienes nos alegramos y también lloramos y que a pesar del tiempo y las distancias la amistad se mantiene intacta como siempre. Pero si no todo esto sucede y hasta sentimos que invaden nuestro espacio, se trata de una amistad tóxica no conducente y que solo nos traerá problemas.

Estas son las 10 señales de que tienes amigos tóxicos

Si no te brinda su apoyo

Cuando los amigos que tenemos no nos dejan solos así hayamos cometido los peores errores, no estén de acuerdo con nosotros, pero respetan nuestras decisiones, nos pasan la mano para levantarnos del fango si caemos: esos son los verdaderos amigos. Si, por el contrario, no están a nuestro lado cuando nos equivocamos y nos dejan solos cuando más los necesitamos en esos momentos difíciles en los que una mano amiga es más que un bálsamo en nuestras vidas, de verdad, no son nuestros amigos.

Te molestan con tus inseguridades

Te conoce muy bien y sabe dónde están tus puntos débiles. Aprovecha esos aspectos de tu carácter para utilizarte a su favor haciéndote sentir insegura de ti. Cuando eso sucede y empiezas a darte cuenta, en ocasiones prefieres no contarle tus cosas porque sabes cuál puede ser su proceder, pues sabe que eres insegura y para hacerte sentir mal con lo que no está de acuerdo, busca llevar la situación hacia ese terreno hasta lograr hacerte sentir mal. Esas son cosas que una verdadera amiga no haría.

Tus padres o seres queridos, no están de acuerdo con esa amistad

Muchas veces nos molestamos porque a nuestros padres no les cae bien esa amiga que traemos a casa y con quien compartimos mucho tiempo. Seguramente ellos basados en sus experiencias personales han observado a esa persona y han visto cosas que tú no eres capaz de percibir, pero que, sin embargo, puede ser muy obvio y que más tarde o más temprano te perjudicará. Los padres no suelen equivocarse en esto. Si quieres, tómate un tiempo para observar los detalles que tus padres te indiquen y quizás te des cuanta pronto de que tienen razón.

 

No son de los que reconocen que se equivocan

Es de esas personas que están seguras de que está siempre bien lo que hacen, que no se equivocan, que no son capaces de cometer errores o simplemente harán cualquier cosa para intentar demostrarte que tú eres quien está en un error pero que la razón está de su lado. Aunque sepan en lo más profundo de su alma que están equivocados, no lo admitirán jamás, el orgullo es más fuerte que todo para este tipo de personas. No son las mejores amistades que has cosechado, piensa si no es mejor apartarte.

Incomodan a tus demás amigos

Se siente subestimado delante de otros amigos que tú puedas tener. Si organizas un evento e invitas a varios grupos de amigos de diferentes ámbitos, puede que provoque molestar al punto de hacer enojar a los demás. Eso te generará un problema con tus demás amigos. Lo bueno será que analices si esta persona lejos de merecer tu amistad no te está impidiendo pasar un momento agradable y disfrutar con tus amistades, si siempre tendrás que estar haciendo algo para evitar sus molestias y provocaciones.

Cuando no respetan tu casa

 

Hay un límite cuando invitas a alguien a tu casa y le dices cordialmente “siéntete como en tu casa”. Hay personas que se toman literalmente esta expresión y olvidan pedir permiso para tomar cosas del refrigerador, para usar tus cosas y a veces tu ropa o incluso tomar determinaciones por ti que pueden llegar a molestarte. Es del tipo de personas que intenta pasar por encima de ti y que abusa sin problemas ni comp
lejos de la confianza que le has dado, pues piensa que tu cortesía y educación no te permitirán ponerle límites.

Son competitivos

Un verdadero amigo se alegrará contigo siempre, será feliz si tú eres feliz, llorará y sentirá dolor de verdad si te toca sufrir en la vida de la misma manera en que será capaz de disfrutar tus éxitos, tus emociones y tu felicidad. Un amigo que no disfruta de tus logros y que por el contrario siente que está en una carrera en la que debe superarte en la próxima apuesta, y que debe alcanzar más de lo que tú has logrado y no se pone feliz contigo, sino que, se le despierta la peor de las envidias y una imperiosa necesidad de ganarte la competencia, no es tu verdadero amigo.

 

Cuenta tus confidencias

Tu mejor amiga sabe todo de ti, solemos abrirle el corazón a la persona en quien depositamos nuestra confianza porque eso hacen los amigos. Cuando tu amiga confidente cuanta lo que tú con toda tranquilidad y seguridad le confías jamás ha sido tu amiga.

Si planifica cosas con respecto a ti sin contar tu opinión

Si van a ver una película, elije por ti la que verán, si van a salir a comer, elije el lugar y hasta lo que comerás, si no está de acuerdo con tu ropa, tu look, tu estilo, si lo decide todo por ti y no te permite ocupar tu propio espacio en esa amistad, entonces siempre será una persona que te traerá problemas.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"