8 Señales de que estás sufriendo de depresión sin siquiera saberlo

La depresión a veces se llama “la plaga del siglo 21”. Los estudios demuestran que, en realidad, es una afección médica que se puede tratar como cualquier otra enfermedad. Si embargo, el primer paso para deshacerte del problema es comprender que tu condición es realmente depresión y no otra cosa. Hay ciertas alarmas que debes conocer para poder identificarla correctamente.

Te sientes abatido/cansado

La falta de energía dura muchos días seguidos a pesar de que tu rutina no ha cambiado mucho. Te sientes cansado desde que te despiertas.

Sientes que no vales nada y no mereces estar vivo



Puedes comenzar a creer que eres inútil. También puedes tener pensamientos suicidas y es posible que no tengas miedo a la muerte, ya que no encuentras el sentido de vivir.

Tienes problemas de concentración y de memoria

Empiezas a olvidarte de cosas importantes y no puedes recordar fácilmente un nombre o un número de teléfono. Escuchar a alguien o leer un libro se convierte en un desafío ya que no puedes concentrarte en los que estás leyendo o lo que pasa a tu alrededor.

Desarrollas problemas de sueño

Esto puede ser insomnio o puede que duermas más horas. Incluso después de una larga noche en la cama, todavía anhelas dormir más. No tienes energía y sientes que podrías pasar todo el día completo en la cama.

Tu peso cambia

De repente, aumentas algunos kilos o pierdes peso sin razón aparente. También puedes desarrollar un apetito enorme y sentirte constantemente hambriento independientemente de cuánto comas. O dejas de sentir hambre en lo absoluto.

Nada te trae placer

Incluso las cosas, actividades y personas que solías amar no agregan alegría a tu vida. Estás constantemente aburrido, cansado y no tienes ganas de hacer tu pasatiempo de toda la vida o visitar a tu mejor amigo.

Tu estado de ánimo está por los suelos

Te sientes completamente triste, ansioso o irritado, y no puedes identificar la razón exacta de eso.

Tu salud se deteriora

De repente, comienzas a experimentar molestias o dolores con mayor frecuencia en las articulaciones o la espalda, y puedes tener problemas digestivos. Ninguno de estos tiene una razón fácil de explicar (como un trauma o un almuerzo grasoso) y los síntomas no desaparecen con el tratamiento médico habitual.

Recuerda que, para ser un síntoma de depresión, todas estas condiciones deben ser continuas. Si tú o algún familiar o amigo muestran los signos de depresión, vale la pena consultar con un médico que pueda controlar tu estado de ánimo, así como asignar un tratamiento adecuado.

¿Cuál es el tratamiento para la depresión? ¿Se puede prevenir?

De acuerdo con la situación particular del paciente, el médico puede recomendar la terapia de conversación o medicamentos. El tratamiento también puede incluir recomendaciones para actividad física adicional, terapia de luz, terapia con mascotas, simulación eléctrica o magnética y otros tipos de tratamiento.

Hay una serie de estudios que tratan de proporcionar métodos de prevención para la depresión. Uno de ellos indica que, algunas formas de depresión, especialmente la denominada depresión estacional (la que se intensifica durante la parte fría y oscura del año) puede tratarse con la ingesta de vitamina D. Sin embargo, no comiences a tomar pastillas sin consultar a tu médico.

Los especialistas recomiendan que las personas de grupos con riesgo de depresión consulten regularmente a los especialistas. Cualquier enfermedad es más fácil de combatir si se observa desde una etapa temprana.

Fuente: genial


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"