8 cosas que deberíamos aprender del amor verdadero para encontrar la pareja de tu vida

4- El verdadero amor no necesita lucha. Si necesitas ‘luchar’ porque alguien te quiera, estás con la persona equivocada. El verdadero amor es genuino, no necesitas pelear por que aparezca, mucho menos porque permanezca contigo.

5- El amor verdadero te permite ser tú mismo. Cuando estás con alguien que te ama de verdad, no tienes que pretender ser alguien que no eres. Si necesitas cambiar tu forma de ser, de vivir, de pensar, de vestirte, por tener pareja, no estás amando, estás dependiendo.
6- El amor verdadero no requiere de un gran esfuerzo. Si amas de verdad no necesitas controlar a tu pareja, criticarla, juzgarla, celarla ni tener con ella ningún comportamiento tóxico. El amor verdadero fluye de manera natural.


7- El amor verdadero dura. Cuando amas de verdad, los problemas no son impedimentos, sino baches en el camino que hay que brincar. Siempre tratarán de hallar la manera de resolver las dificultades, para seguir juntos y fortalecidos.
8- El amor verdadero es libre. Donde hay amor no hay esclavitud. El amor verdadero entiende la libertad personal como la primera característica para que funcione. El amor verdadero no exige ni se aferra a nadie.

El amor verdadero te ayudará a ser una mejor versión de ti mismo, te apoyará en todos los proyectos que emprendas, te dará iniciativa para seguir adelante, estará a tu lado en las buenas y en las malas, se alegra con tu felicidad y sufre con tu tristeza.

Existen muchos ingredientes que componen la receta del verdadero amor y es importante que los conozcamos para ser capaces de identificarlos en la persona de la que nos enamoramos. El principal elemento es la comunicación. Esta implica ser capaces de escuchar sin juzgar, tener confianza en el otro y ser confiable, tener la certeza de que, si tenemos algo que decir, nuestra opinión será valorada.

El segundo ingrediente es el apoyo y el reconocimiento a los logros de la otra persona, así como la aceptación mutua de cada uno con sus defectos y virtudes. En el amor verdadero no cabe el desprecio ni la ironía, sino la sinceridad y la complicidad.

El amor verdadero evitará tener actitudes groseras con la otra persona, no será irrespetuoso ni faltará a la confianza depositada en él. Debemos evitar convertirnos en personas manipuladoras, evitar los celos enfermizos, el dominio de uno sobre el otro y cualquier conducta que rompa el equilibrio necesario para que la relación funcione.

Es normal que la pasión que hay al inicio de la relación, va cambiando y a veces parece que va desapareciendo con el paso del tiempo, por eso es importante ser felices con su sola presencia y crear un proyecto de vida juntos, donde ambos crecerán y se convertirán en mejores personas cada día.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"