7 tips para lidiar con gente soberbia

Según los psicólogos del Instituto Motivacional Estratégico (Imotiva) de España, discutir con alguien que rara vez admite sus errores y desprecia cualquier argumento ajeno puede llegar a ser desesperante.

Es incómodo convivir con frecuencia con una persona soberbia porque tiene actitudes que son poco conciliadoras en las relaciones personales. El soberbio es aquel que tiene una imagen de grandeza de sí mismo y observa a los demás desde este aparente plano de superioridad que es totalmente artificial. Existen actitudes tóxicas de las personas soberbias que son poco fructíferas en las relaciones personales.
Se creen el centro del mundo

Las personas soberbias son aquellas que se creen el centro del mundo y tratan a los demás como si estuvieran obligados a satisfacer sus demandas. Algo que termina agotando a los que están alrededor, en especial, porque las personas soberbias también se equivocan en el modo en el que piden las cosas. No lo hacen desde la humildad sino desde el imperativo de imponer un deber al otro que no le corresponde

Las personas soberbias muchas veces se creen “todopoderosas”, quieren alimentar su ego a costa de los demás y suelen tener problemas en el entorno social. El tema es, ¿cómo podemos lidiar con las personas soberbios?
No dejes que te haga menos…

Lo primero que debemos tener en cuenta, señala el psicólogo clínico Guillermo Blanco, vicepresidente de Imotiva, es que las personas soberbias se convierten en “megalómanas porque creen que han alcanzado su ideal. No son conscientes de sus propias limitaciones. Perciben una realidad distorsionada”.

Aires de suficiencia, exaltación del yo y menosprecio hacia los demás son algunos de los síntomas de la soberbia. “Quien cae en sus redes a menudo dificulta la comunicación con su actitud egocéntrica”, afirma la psicóloga Miriam González.

Así que, tomando en cuenta estas opiniones y de la mano de los especialistas, en Salud180. com te damos algunos consejos:

1. En primer lugar, tienes que ser consciente de tus propias fortalezas y ver la soberbia del otro como una debilidad. “Al saber que forma parte de sus defectos, protejo mi autoestima”, aconseja Blanco.

2. Sigue con tu vida. Céntrate en ti mismo y no intentes agradar a esa persona. No sientas ningún tipo de presión por su exceso de expectativas.

3. Si tienes la mala suerte de trabajar con un individuo soberbio, el consejo que dan los expertos es que no cortes el trato completamente con esa persona. Tienes que trabajar ocho horas con ella, por tanto, pon de tu parte para que la convivencia sea positiva. Salúdale siempre, interésate por ella a través de preguntas cercanas.

4. No dejes que tu autoestima se venga abajo por el efecto negativo que puede producir tener una persona de estas características cerca de ti. Tu bienestar depende de ti mismo y no de los agentes externos. De hecho, hacer frente a una situación así también te permite ser mucho más fuerte.

5. No entres en el juego de la rivalidad, ni de compararte con ella. Tú no tienes que competir con nadie para ser tú mismo, poder ser feliz, desempeñar tu función profesional de una forma libre y satisfactoria.

6. Las personas soberbias invitan a la autocompasión por ser así. Aunque no lo parece a simple vista, ellas mismas, son infelices y sufren mucho más de lo que parece.

7. Márcale tus límites, hazle saber que no estás dispuesto a aguantar cualquier cosa. Marcar los límites es más positivo todavía en caso de que cada día tengas que obedecer los mandatos de un jefe egocéntrico.


Los expertos opinan que, llegado el caso, es necesario valorar si te compensa seguir cerca de una persona soberbia. “A veces es preferible alejarse”, agregan los psicólogos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"