7 milagros que ocurren cuando comienzas a creer en ti mismo.

Cuando una persona es joven, sueña con varios objetivos, los jóvenes, creen enormemente en sí mismos y están convencidos de que van a alcanzar lo que desean cuando llegan a ser adultos. Incluso existen respuestas que hasta asombran y todo eso se da debido al convencimiento acerca de sus potenciales. Sin embargo, a medida que van creciendo y a su vez, conociendo el mundo de los adultos, surgen dudas, y más cuando escuchas a personas pesimistas. Eso puede llegar a hacer que dejes de creer en ti mismo y no arriesgarte a buscar el objetivo que soñaste alcanzar siendo todavía un niño.

Recuerda siempre esta frase “El mundo es de los arriesgados”. Muchas veces por miedo a fracasar hace que escojamos el camino seguro en lugar del camino exitoso y eso hace que poco a poco perdamos la confianza en nosotros mismos. Antes de abandonar un propósito debes saber una cosa, que la autoconfianza es el ingrediente principal del éxito.
Si no confiamos en nosotros mismos, en nuestro potencial y en nuestra capacidad de salir adelante, probablemente estemos condenados al fracaso, incluso antes de iniciar ese camino de búsqueda. Por eso, desarrollar la confianza en uno mismo y aprender a arriesgarnos por algo es uno de los mejores regalos que podemos ofrecernos. La autoconfianza siempre viene acompañada de una mente, positiva, optimista y cargada de mucha energía.

Éstos son los siete milagros que pueden ocurrir dentro de ti cuando desarrollas la autoconfianza:

· Criticas menos a los demás

Normalmente las críticas y los juicios que emites reflejan más el tipo de persona que eres, en lugar de calificar a la persona que la recibe. Existen personas que se las pasan criticando y mirando defectos en otros. Es tanto el empeño que le ponen a eso que, aparte de perder tiempo valioso que pueden invertir en cosas productivas, también se olvidan de sus planes personales. Al usar tu tiempo criticando, también pierdes tiempo valioso para crecer como persona. Entonces limítate a desarrollar la confianza en ti mismo, eso hará que te vuelvas un ser menos crítico y evitarás también concentrarte en los demás. Al centrarte en tus planes, te vuelves más flexible y tus horizontes se expanden.

· Inventas menos excusas y realizas más acción

Las opiniones sobre la vida ajena están a la orden del día, pero cuando toca hacer algo a una persona que critica mucho, comienzan a saltar frases como “no tengo tiempo”, “no hago porque requiere mucho esfuerzo”, entre otras tantas. Siempre hay excusas para no realizar nuevos proyectos o cumplir los sueños. Estas excusas no sirven para otra cosa más que para ocultar el miedo al fracaso. Cuando surja la autoconfianza y creas en tu potencial, el miedo comenzará a desaparecer y te transformarás en una persona activa y con iniciativa. Recuerda siempre esta frase que Henry Ford lo había dicho en su momento: “Si crees que puedes o que no puedes, en ambos casos tienes razón”. Significa que tú decides lo que quieres o no ser.

· Te transformas en un ser perseverante

La persona insegura se ve afectada por el miedo a fracasar, por ende, es muy propensa a abandonar lo que se propone ante el primer tropiezo. Sin embargo, cuando aprendes a confiar en ti mismo, te vuelves en términos sencillos, una persona imparable, nada te detiene de conseguir los que buscas. Todo eso se debe al optimismo, al pensamiento positivo y a las ganas que tienes de conseguir lo que buscas. Uno de los pilares fundamentales para alcanzar algo es la perseverancia. Nadie dijo que las metas se alcanzan de manera fácil, todo tiene su cuota de sacrificio, pero si tienes perseverancia, lo tienes prácticamente todo. Cuando eres persistente, los tropiezos se convierten en oportunidades. Cuando los obstáculos, para muchos significa: “Para”, para ti sólo es: “Toma impulso y recupera fuerza”.

· Estimulas a otros también a confiar

Si nosotros no aprendemos a confiar en nosotros mismos, difícilmente el resto lo haga. En cambio, si mostramos seguridad hacia las cosas que hacemos estaríamos trasmitiendo confianza. Estar seguros de las cosas que hacemos, hará que la gente perciba eso y confíe también en nuestra capacidad. Si dejamos de lado las excusas y comenzamos a accionar más, tarde o temprano terminaremos por contagiar con eso a nuestro entorno, que sentirá ese mismo deseo.

· Usas las críticas para construir

A muchas personas no les gusta ser criticados, de hecho hasta puede terminar destruyendo los propósitos y sueños. La diferencia entre una persona que persigue el éxito y la que no, es que ante la crítica, la persona no exitosa puede sentirse ofendida e ignorarlo por completo, mientras que aquel que busca el éxito, usará eso para mejorar sus estrategias. Para este tipo de gente, las críticas no servirán más que para mejorar, ya que están bien preparados, convencidos mentalmente y entienden que no es un ataque hacia ellos. La confianza en uno mismo hace que la opinión del resto sirva para mejorar en algo y no para terminar con la autoestima dañada. Earl Gray Stevens dijo: “La confianza, como el arte, nunca viene de tener todas las respuestas; viene de estar abierto a todas las preguntas”.

· Tienes mayor autocontrol y disciplina
Desarrollar la autoconfianza también significa comenzar a descubrirse a sí mismo. Por supuesto que en este proceso llegarás a encontrar tu mejor versión. La autoconfianza también representa una gran responsabilidad. Eso significa que a medida que vayas confiando en ti mismo, te irás volviendo cada vez más disciplinado, tendrás mayor autocontrol y comenzarás a darte cuenta de que los objetivos que te has trazado, para cumplirlos, dependen única y exclusivamente de tus esfuerzos. Cambiar el pensamiento y autodisciplinarse, son algunas de las principales armas que debes utilizar si quieres alcanzar el éxito.

· Nuestro potencial va en aumento


Increíblemente en el mundo existen demasiadas posibilidades para llegar al éxito, pero lamentablemente muchas personas se ven cegadas por el fracaso. Cuando comienzas a confiar en tus potenciales, lo ves todo con mayor claridad. Se abre ante ti una ventana llena de opciones para alcanzar ese sueño que tanto buscas. Lo único que debes aprender es a transitar por ese difícil camino, con tropiezos pero sin retroceso. Cuando te das cuenta de que las cosas salen a tu favor, es porque efectivamente has sacado esa barrera que te impedía ver las cosas con la claridad. Recuerda que el universo siempre jugará a tu favor si tú así lo deseas.

La confianza en ti mismo te hará vencer obstáculos que antes te atajaban a seguir adelante. Para empezar el éxito, debes convencerte a ti mismo de que puedes lograrlo. Únicamente alcanzarás grandes cosas si te propones con disciplina, entusiasmo, optimismo, perseverancia y autocontrol. Recuerda siempre que atraerás lo que piensas, así que cuida mucho tus pensamientos. Si deseas el éxito, aquí tienes las armas, te desafío a que lo pruebes ¡tú puedes!


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"