7 lecciones de vida que nos enseñan los abuelos

Si aún tienes a tus abuelos entonces eres capaz contar a otras personas lo afortunado que eres, ellos son el regalo más maravilloso que la vida puede darte, se puede decir que ofician el papel de ángeles en esta tierra y no cabe ninguna duda de que su papel en la familia es fundamental. Históricamente se puede comprobar que se recurre a los abuelos para casi todo, desde decisiones importantes que tenga que ver con la familia, para ayudar en las cosas de la casa, para cuidar a los niños cada tanto, para ayudarnos económicamente, y son piezas esenciales en la conciliación en caso de conflictos familiares. Pero aparte de todo eso, las lecciones de vida que ellos pueden enseñarnos no puede ser comparado con nada. Por esas y muchas otras razones ellos se merecen todo nuestro amor, respeto y agradecimiento.

Las lecciones que vamos a aprender con los abuelos

1. Hay diferentes formas de amor

Los abuelos muestran o enseñan a su generación de descendientes las diferentes formas de amor que se dan dentro la familia. Sin cargar con la presión de educar a los nietos, los abuelos manifiestan un amor cómplice con ellos, que se basa en la camaradería y la protección, en cuanto a sus hijos el amor o el trato pasa a ser más amistoso, de gente grande, más fraternal y de apoyo mutuo.

2. La seguridad familiar

Cuando tienes un problema, sin importar la índole, siempre recurres a tus padres, con quien tengas más confianza, mamá o papá, pero cuando tus hijos tienen problemas también recurren a tus padres. En ellos encuentran refugio y la solución a todo. Son los abuelos los que nos enseñan con ejemplos la importancia de la cohesión familiar, y esa es una lección que se irá transmitiendo de generación en generación, que de ser posible no debe perderse. Los abuelos a pesar de la edad que tengan, representan el pilar más fuerte de la familia. Representan la protección.

3. La voz de la experiencia

La sabiduría de los abuelos es incuestionable. Tantos años sobre la tierra y habiendo pasado innumerables dificultades los hace hábiles para resolver o afrontar cualquier tipo de situaciones, sin perder la calma. La experiencia es un grado, pero en el caso de los abuelos ellos van más allá de ese grado. Podemos ahorrarnos muchas acciones o situaciones desagradables o innecesarias si seguimos sus consejos. Con ellos también podemos aprender de leyendas y tradiciones casi olvidadas. Nos dan lecciones de como afrontar la vida desde una perspectiva mucho más madura y equilibrada, evitando así caer en desesperaciones innecesarias que a la larga nos damos cuenta que no es el fin del mundo.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"