7 errores importantes que acaban convirtiendo a los niños en los tiranos de la casa

Desde hace algunos años, la manera de criar a los niños ha cambiado de manera radical con respecto con los años anteriores, creyendo que, desde que nace, el niño necesita la ropa más cara, llenar su tiempo de mil actividades, dispositivos electrónicos modernos y estar entretenidos todo el tiempo.

Muchos padres creyeron esas ideas y comenzaron a hacer todo lo posible por convertirse en padre ejemplares, pero la realidad es que ahora los niños se sienten los dueños del mundo, pero se sienten infelices e inseguros en lo más profundo de su alma.

Javier Urra, doctor en Psicología y autor del libro ‘El pequeño dictador’, habla de los niños tiranos, un problema de conducta al que se enfrentan los padres en la sociedad actual y hay que saber identificar las causas y poner límites a los hijos.

El perfil de un niño tirano se inicia a muy temprana edad. Un niño tirano no es solamente un caprichoso, no es el que tiene Déficit de Atención e Hiperactividad (THDA) o se caracteriza por ser hiperactivo, es un niño que siente placer y disfruta retorciendo la muñeca de su padre o de su madre, para conseguir lo que se propone, se caracteriza por un principio fundamental filosófico, que es primero yo y luego yo, piensa que todo el mundo gira a su alrededor, no muestra empatía y no le importa ponerse histérico o gritar en la puerta de un almacén para conseguir sus objetivos.

Las principales creencias erróneas de los padres que han formado niños tiranos son:

1. Si el niño está aburrido, eso significa que somos malos padres. Mientras el niño no duerme, los padres intentar llenar cada segundo de su día con juegos y actividades entretenidas. Los niños de ahora no saben aburrirse y siempre se adentran en un mundo artificial y en un universo virtual, a los dibujos animados y a los videojuegos. Recuerda que el aburrimiento es uno de los factores necesarios para el desarrollo, pues es en esos momentos cuando empiezan a funcionar las fantasías infantiles. De manera periódica, permite que tu hijo esté solo y verás cómo podrá llenar el tiempo libre por su cuenta, haciendo uso de su imaginación.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"