7 errores comunes que aniquilan el amor .

Generalmente nos enfocamos en que la relación depende del modo en que nos comportamos como pareja, pero pocas veces tomamos en cuenta que la manera en que decidimos no comportarnos, también influye. Es recomendable que sepamos cuándo guardar silencio, que tengamos sensibilidad para saber cuándo no empujar al otro, intuición para poder llevar una conversación difícil con gracia, etc. Si es que estás interesada en saber cuáles son los errores más comunes que pueden llevar a asfixiar el amor, entonces continua leyendo este artículo.

Dejar que se pierda el contacto emocional

Es bueno tener en cuenta que el hecho de que estemos presentes físicamente, no significa que estemos emocionalmente. Es importante que tomemos en cuenta si es que pasamos tiempo de calidad con nuestra pareja, además de compartir el desayuno, ir a trabajar o ver televisión cuando llegamos del trabajo. Así que debemos preocuparnos por tener un intercambio de ideas y sentimientos, verbalmente o mediante el tacto.

Cuando hace falta una conexión mayor en la pareja, se produce una sensación de vacío, de que como que la persona “está, pero a la vez no”, entonces esto va de a poco transformando a nuestra pareja en un desconocido.

Afrontar las discusiones con una postura ofensiva

Siempre vamos a tener roces o diferencias, así que es mejor que sepamos lidiar con ellas de manera asertiva, sin caer en las descalificaciones, señalar errores de manera demasiado dura o desacreditar.



Es mejor aprender a guardar silencio cuando nos sentimos demasiado enfadados y lo único que pensamos en el dañar al otro. Para evitarte varias horas de amargura, es mejor que te enfoques en la moderación y en cómo disminuir los conflictos.

Poner “a prueba” los sentimientos del otro

Es común que las personas recurran al chantaje, con el objetivo de estar seguros de lo que sienten. Las personas que realizan estos actos pueden ser de personalidad narcisista o tener baja autoestima y problemas de seguridad. Lo anterior hace que deban verificar el compromiso, para disminuir su ansiedad o incluso definir qué tanto deben aportar ellos a la relación.

Cuando te sientas manipulado, recuerda que este acto supone una violación a tu derecho individual a actuar de manera libre. Nadie quiere estar en un amor que contenga este tipo de condiciones.

No apoyar al ser amado

Siempre es importante que exista solidaridad entre los miembros, la idea es que los dos puedan alegrarse por los logros del otro o bien, poder ser una buena compañía cuando el otro se siente mal o está pasando por un mal momento. Uno cuando ama de verdad, siente compasión del otro y no hace las cosas, sólo para recibir a cambio.

Si es que tu pareja no se siente apoyado en momentos difíciles, entonces eso dice mucho de cómo está la relación, ya que en donde hay falta de interés, hay falta de amor, así de simple.

Ser insistente en errores del pasado

Varias relaciones pasan por periodos oscuros, pero también pueden reponerse y seguir adelante. Puede ser que se trate de una infidelidad, ofensa o evento doloroso. Luego del cual se acordó un perdón sincero, pero si es que en cada discusión sacamos en cara lo que ocurrió, es debido a que no hemos superado la situación. Nos sentimos angustiados, con esto deterioramos la relación y enviamos un mensaje claro a nuestra pareja: “No podemos volver a confiar y que no hemos podido perdonar”. Es complicado cuando nuestra pareja ha cometido un error grave y quizás no podamos perdonar de la noche a la mañana, pero ¿es necesario recordarle lo que hizo en cada pelea o discusión?

Dar la relación por garantizada

El que permitamos la monotonía en nuestra relación es un grave error, el cual suele ser la causa de varias infidelidades o separaciones. Esta rutina frecuentemente está dada por sentir que la relación está demasiado segura. Tal como dice la metáfora “hay que regar la plantita todos los días”. Si es que pensamos que nuestro amor es inmune a la rutina o al aburrimiento, realmente estaos equivocados, ya que el afecto de nuestra pareja tenemos que agradecerlo día a día con gestos y no dejar que se pierdan los buenos momentos.

No decir a tiempo lo que sentimos

El que acumulemos cosas que nos molestan de la relación o de nuestra pareja, es la fórmula más segura para matar el amor. Puede ser que no nos demos cuenta cuando dejó de tener importancia, si es que nuestra pareja olvidó nuestro cumpleaños o si es que dejó la ventana abierta de la cocina.

Estas situaciones son las que van acabando con la relación, es por eso que de repente hay parejas que terminan, aunque “todo esté aparentemente bien” y es desconcertante para la otra persona, ya que puede ser que no se dé cuenta que se está equivocando o que está molestando a la otra persona.

Así que es mejor que siempre expreses tus preocupaciones o insatisfacciones que tengas en relación a tu pareja. Todos queremos evitar sentirnos incómodos, pero es peor el no decir lo que nos molesta, ya que tarde o temprano, puede ser que ya no queramos seguir en la relación, debido a que hay demasiadas cosas que nos molestan en ella.

Ahora que ya hemos expuesto los errores más comunes que acaban con el amor ¿te sientes identificada con algunos?


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"