7 Consejos de mujeres francesas sobre como lavar el cabello de la forma correcta.

¿Quién no quisiera tener una varita mágica, y lucir un cabello suave, con brillo y radiante, igual que las modelos de los comerciales? Me imagino que todas.

Pero mantener un cabello en buen estado es relativamente fácil. No se necesita de una varita mágica. Solo se debe tomar las debidas precauciones, alimentarse adecuadamente y darle las proteínas que necesita es más que suficiente.

El cuidado del cabello no es complicado, solo hay que tener unos cuidados esenciales y muy prácticos para mantener la salud y vitalidad de tu cabello. El cepillado dos a tres veces al día es una excelente manera de colaborar en el crecimiento, en eso no existe ningún secreto.

Lograr el crecimiento del cabello de forma natural es un proceso lento, pera es el mejor método para lograr que crezcan saludables y fuertes.

Te compartimos estos trucos “made in France” para lucir una cabellera elegante y saludable.

1- Cepillar el cabello.

Cepillar el cabello dos a tres veces por día ayuda a estimular la circulación sanguínea, y esto favorece al crecimiento y brillo del cabello. También facilita la oxigenación de las células y favorece la restauración del cabello maltratado y seco.

Si quieres que tu pelo crezca rápidamente, debes hacerte amiga del cepillo.

Cuando vayas a lavar tu cabello, antes debes cepillarlo, de esta manera repartirás la grasa de las raíces hacia las puntas. Aunque no lo creas, es la manera más adecuada de cuidar las cutículas y evita los nudos.

2- No abusar del champú.

La aplicación excesiva de este producto produce inflamación de los folículos capilares, y esto hace que el cabello se vea opaco.

Es por eso que cuando te laves el cabello, evita utilizar el champú en exceso. Pese a que este producto es indispensable parar remover la suciedad del cabello, una pequeña porción es más que suficiente, dependiendo del largor y cantidad de cabello que tengas.

Evita utilizar champú que contengan sal, este producto es un compuesto que más daño ocasiona a las fibras naturales del pelo. Si no consigues el champú que no contenga sal, opta por los que son elaborados con productos 100% naturales.

Elige un champú que se adapte a tu tipo de cabello. El cabello rizado o grueso necesita un champú que minimice el esponjado y le dé suavidad.

El cabello lacio o graso necesita uno suave especial para lavarlo todos los días. Los cabellos teñidos necesitan un champú enriquecido con extractos o aminoácidos, ya que están muy dañados.

Y el cabello seco necesita un champú con glicerina y colágeno para ayudar a restaurar un poco de la humedad del cabello.

3- El uso del acondicionador.

Como regla general se debe acondicionar el cabello con cada lavado. El acondicionador profundo es excelente para el cabello, lo deja suave e hidratado.

Enjuaga tu cabello con agua fría después del champú y acondicionador para que brille y se vea atractivo.

4- Recortar las puntas regularmente.

El corte es una solución eficaz Contra la resequedad, y es la forma más efectiva de estimular la oxigenación del cabello.

Pese a que existen muchos tratamientos para reparar las puntas dañadas, lo mejor es optar por despuntar el cabello al menos cada dos meses, para promover el fortalecimiento capilar.

Cortarse el cabello no ayuda a que crezca más rápido el pelo, pero si lo hará verse más saludable, lindo y bien cuidado.

5- Dejar que el cabello se seque naturalmente.

Después de salir de la ducha, envuelve el cabello con una tela o camiseta de algodón. Las toallas están hechas de un material muy duro y perjudicial para el cabello, la cual puede dejarlo esponjado y con las puntas abiertas.

El algodón ayudara absorbiendo toda el agua del cabello, luego retíralo y desenrédalo con los dedos o un peine con los dientes bien separados y deja secar con el viento de forma natural. Al secarte no frotes el cabello con fuerza, sino romperás los folículos del cabello.

Procura no usar el secador, el cabello sano no responde bien al calor, puede sufrir daños con facilidad.

6- Cuida tu alimentación.

Come sano, dale a tu cabello la cantidad correcta de vitaminas. Puesto que el cabello esta hecho de proteínas. Es por eso que debemos de cuidar nuestra alimentación, consumiendo proteínas, granos, frutas y verduras.

Una dieta saludable asegura un cabello con mejor aspecto. Asegúrate de consumir suficiente vitamina C, para fortalecerlo, hierro para oxigenar los vasos sanguíneos, zinc para reparar los tejidos y hacer crecer.

Bebe mucha agua, así como es primordial para el organismo, también lo es para la belleza capilar. Beber una buena cantidad de agua todos los días ayuda a hidratar de forma natural el cabello.

7- Realiza tratamientos con productos naturales.

Para realizar estos tratamientos puedes utilizar mascarillas hechas con productos naturales como:

Mascarilla de aguacate: el aguacate es uno de los productos orgánicos con más beneficios para el cabello. Contiene ácidos grasos esenciales y proteínas que restauran la estructura capilar y combatir el debilitamiento y la caída.

Mascarilla de huevo: aunque parezca increíble, este ingrediente limpia a profundidad y restaura el cabello dañado y le proporciona hidratación sin debilitarlo.

Si ningún champú ha cumplido con tus expectativas sustitúyelo por dos claras de huevo y listo.

Ten en cuenta todos estos consejos en tu rutina diaria de belleza y conseguirás una melena hermosa y sin tener que gastar en costosos productos de reparación.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"