6 razones para decirle sí al té de manzanilla.

La manzanilla es una hierba aromática que ha sido utilizada desde hace siglos con fines medicinales. Su nombre botánico es Matricaria Recutita. Se trata de una planta herbácea anual de hasta 40 cm de altura, de tallo cilíndrico, erecto y ramificado, que desprende un fuerte aroma. Sus hojas se encuentran alternadas y tienen un color verde intenso. Es común encontrarla en climas templados. Es originaria de Europa y de allí fue introducida en América, donde es muy comercializada y cultivada. La parte medicinal que se utiliza son las flores.

El uso de la manzanilla se remonta al antiguo Egipto y la época greco-romana. Ya los egipcios la utilizaban como remedio curativo para las fiebres. Los romanos, por su parte, la utilizaban en la elaboración de inciensos y para condimentar bebidas.

Durante la Edad Media, los monjes se convirtieron en los principales transmisores de los conocimientos a base de plantas como la manzanilla en Europa, así como la selección y traducción de obras antiguas sobre hierbas medicinales, que ampliaron desarrollando sus propios remedios.

En la actualidad y de acuerdo con un estudio publicado en el National Center for Biotechnology Information (NCBI), las flores secas de manzanilla contienen muchos terpenoides y flavonoides que contribuyen a sus propiedades medicinales.

Sabor y aroma milenario

Si no eres fans del té o no le has dado la oportunidad a esta planta en específico, te compartimos algunas razones estupendas para que consumas té de manzanilla como una de tus nuevas bebidas.

Es anti – inflamatorio. En el estudio mencionado también se indica que las flores de manzanilla contienen aceites volátiles como el alfa – bisabolol y otros flavonoides que poseen propiedades anti – inflamatorias.
Martha Libster, autora de la “Delmar’s Integrative Guide for Nurses”, indica que usar una infusión de té de manzanilla para asuntos femeninos es muy común, los padecimientos más tratados incluyen problemas menstruales y dolores de parto.

Por estas mismas propiedades es ampliamente utilizado en el ámbito de la belleza, para desinflamar ojeras muy marcadas, el rostro cuando ha sido expuesto a agentes contaminantes o después de haber realizados tratamientos faciales de todo tipo. En esos momentos la Manzanilla se convierte en un excelente recurso que todos podemos utilizar por su bajo precio y accesibilidad.

Alivia el resfriado. Está científicamente comprobado que la inhalación de vapor con extracto de manzanilla es de gran ayuda contra los síntomas del resfriado común. Y es que además de que beberlo te brinda calor, también ayuda a tu sistema respiratorio y los resultados se potencializan mucho más cuando lo endulzamos con una miel de excelente calidad y añadimos unas gotas de limón, este té es casi que de efecto inmediato para mejorar en cuestión de minutos el malestar general que causan esos resfriados y lo mejor es que estos componentes ayudan a fortalecer nuestro sistema inmune y como nuestro cuerpo es un organismo inteligente, puede sanarse y fortalecerse a si mismo.


Calma la ansiedad. Información de la University of Maryland Medical Center (UMMC) asegura que estudios con animales han demostrado que las dosis bajas de manzanilla pueden aliviar la ansiedad, mientras que cantidades más altas ayudan a dormir.
En este aspecto todas las mamás sabemos de muy buenas fuentes que los bebés duermen mucho mejor cuando se les da una infusión de manzanilla en su biberón por las noches antes de acostarse, si se puede endulzar con miel, los efectos serán maravillosos porque no solo dormirán placenteramente sino que fortalecerán su sistema inmunológico y serán niños más saludables. Esta es una costumbre que se ha transmitido en muchas familias de generación en generación y que hoy sigue más vigente que nunca por los increíbles resultados que se obtienen al mantener estos hábitos.

Ayuda a prevenir y combatir problemas digestivos. La manzanilla de forma tradicional ha sido utilizada para combatir dolores de estómago, síndrome de colon irritable, diarrea y gases, afirman los datos de dicha Universidad. También ayuda a relajar las contracciones musculares, sobre todo en los intestinos.
Es muy saludable tomarse por lo menos una tasa de este té a diario porque mantiene nuestro tracto intestinal limpio sin esas molestias bacterias que atacan nuestra flora intestinal y nos causan condiciones muy desagradables y hasta vergonzosas en su mayoría, como por ejemplo flatulencias y diarrea.

Relajante. Un estudio de la UK’s University of Nottingham Medical School, indica que la manzanilla ayuda a relajar significativamente los vasos sanguíneos y las fibras musculares lisas, gracias a que contiene apigenina, luteolina y bisabolol.
Las personas que se acostumbran a consumir este tipo de té a diario, viven más tranquilas, no se exaltan ante cualquier situación, debido a estos componentes mencionados anteriormente que están circulando de manera constante en su organismo y les generan esta maravillosa sensación de bienestar.

Ayuda a prevenir complicaciones de la diabetes. Beber té de manzanilla diariamente con las comidas puede ayudar a prevenir las complicaciones de la diabetes, incluyendo la pérdida de la visión, el daño nervioso y en los riñones, de acuerdo con un estudio publicado por la American Chemical Society.
Para preparar esta bebida, la UMMC recomienda agregar de 2 a 4 gramos de flores en una taza de agua hirviendo y dejar reposar la infusión durante 10 a 15 minutos. Así que no esperes más y comienza a disfrutar de los beneficios del té de manzanilla, que día con día siguen descubriéndose.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"