Sigue los siguientes pasos y vence tu ansiedad

Sentir ansiedad de vez en cuando puede ser normal. Sin embargo, las personas que sufren trastornos de ansiedad con frecuencia sienten una preocupación intensa, excesiva y persistente, y son temerosas para todas las situaciones de la vida diaria.
La ansiedad es uno de los males más comunes de la actualidad, pues pasamos tanto tiempo pensando o mejor dicho temiendo acerca del futuro, que se nos escapa la posibilidad de disfrutar plenamente el presente, que es donde la vida realmente sucede. Por lo general los trastornos de ansiedad se manifiestan con episodios repetidos de sentimientos repentinos de ansiedad intensa y miedo o terror que llegan a su máximo en solo unos minutos denominados ataques de pánico.

Se han realizado muchos estudios, pero los científicos no han podido definir una causa exacta que genere este trastorno. Sin embargo, existen una serie de factores que pueden influenciar su aparición. Así que, podríamos decir que algunas de las causas de la ansiedad son: los factores hereditarios, el ambiente en el que vives, eventos traumáticos, sufrir demasiado estrés, vivir cambios radicales, etc. Entender por qué sufrimos de ansiedad, nos ayudará a hacerle frente al problema y llegar a solventarlo.
Una persona víctima de ansiedad podría presentar nerviosismo injustificado, cansancio físico y mental, irritabilidad, taquicardia, problemas para expresarse y dificultad para concentrase y avanzar en sus proyectos.
Aquí te traemos 6 trucos para combatir la ansiedad.

1.Comprende la raíz de tu ansiedad:

Este primer consejo lo considero el más importante y es que es necesario entender la ansiedad para lograr controlarla como ya os expliqué. Recuerda que la ansiedad es un mecanismo de supervivencia ante situaciones que el cerebro percibe como inciertas o peligrosas. Las sensaciones corporales son reacciones normales del cuerpo, no son perjudiciales en sí misma, un mecanismo que está preparado para “salvarnos” del peligro no puede al mismo tiempo realizarnos ningún daño. Cuando comprendes con claridad a que es lo que le temes, tienes más control sobre la situación y puedes empezar a tomar acciones para remediarla. Piensa lógica y racionalmente acerca de la ansiedad.

2.Acepta:

Si esperas el tiempo suficiente, el miedo acabará por desaparecer. De esta forma aprenderá a poner en práctica el control de la ansiedad. Una vez reconocidas, no intentes evadir ni ignorar aquellas situaciones que te causan miedo. Reconoce que tú eres más fuerte que la situación que te genera ansiedad y asume un compromiso por superarla sin embargo, si abandona la situación siempre pensará que la ansiedad puede más que usted., y recuerda que con pequeños pasos se recorren grandes caminos. Esta es la gran trampa de la ansiedad, la evitación.

3.Avanza a tu propio ritmo:

Trabaja sin presionarte a ti mismo. Si le tienes miedo a hablar en público no es necesario que te obligues a hacer una conferencia frente a miles de personas. Un buen comienzo sería presentarte en un grupo pequeño. En el caso de que tu ansiedad venga provocada porque crees que no vas a dar la talla, puede que lo más recomendable sea no ser tan exigente contigo mismo. Al fin y al cabo, eres humano, asume que puedes tener errores, que las cosas pueden escapar a tu control, etc. No hay nada de malo en ello. No eres Dios. Las cosas pueden complicarse y, aun así, tú puedes seguir siendo un buen profesional y una persona íntegra. Enfrenta tus miedos, pero a tu propio ritmo.
Siéntete cómodo, haz cada vez lo mejor que puedas. Con este punto de vista, tu cerebro se relajará, porque alejará gran parte de la presión que está causando la ansiedad.

4.Haz ejercicio:

Realizar algún tipo de actividad física te ayudará a reducir tensiones nerviosas y disminuir tus niveles de ansiedad. La razón de que el ejercicio funcione para combatir la ansiedad es que libera endorfinas y dopamina, que son dos sustancias químicas que afectan a los receptores cerebrales del placer. En cierto sentido, son como una droga natural.
Así, si antes de enfrentarte a una situación angustiosa para ti, realizas un poco de ejercicio, conseguirás que tu cerebro esté mucho más tranquilo y relajado que si acudes directamente. Y, practicando día a día algún ejercicio, tu mente estará más equilibrada y relajada en términos generales.

5.Prueba remedios naturales:

Otra opción para controlar las crisis de ansiedad (o contribuir a resolverlos, ya que la verdadera superación de los mismos se encuentra en los bloques anteriores) es mediante remedios naturales.
La naturaleza tiene plantas maravillosas que te que te ayudarán a superar tus problemas de ansiedad manteniéndote más relajado. Tomar valeriana, té verde o té de manzanilla han demostrado remedios muy efectivos que contribuyen a calmar la mente y, por lo tanto, a que ésta piense con mayor claridad y no se deje llevar tanto por los sentimientos. Además, estas bebidas tienen antioxidantes que te permitirán verte fresco y con mucha vitalidad.

6.Haz pequeños cambios en tu forma de pensar (no de ser):

Al fin y al cabo, los problemas de ansiedad están originados por la forma de pensar. Si crees que algo va a salir mal, saldrá mal. Tus ideas y pensamientos son muy poderosos, pues construyen tu realidad. Llena tu mente de pensamientos motivadores, acerca de tus talentos, tus grandes dones y de las cosas que haces maravillosamente bien. Se trata de lo que en psicología se conoce como “profecía autocumplida”. La idea básica de la profecía autocumplida es que la persona cree que va a pasar algo (por ejemplo, que la conferencia salga mal), y, por el miedo que lleva consigo, finalmente dicha profecía se cumple, porque es incapaz de dirigir su mente hacia el contenido de la conferencia, estando ocupada por los pensamientos negativos. Cuando cambias tu modo de pensar, cambia tu vida por completo; piensa en bienestar y eso será lo que se proyecte en tu vida.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"