6 pasos clave para superar a un ex novio maldito.

¿Has tenido alguna vez una relación tormentosa? La mayoría de las mujeres hemos tenido este tipo de relaciones. De hecho, es un fenómeno estudiado por profesionales. El psicólogo Guy Winch, que es autor de “Cómo enmendar un corazón roto”, afirma que el terminar con un novio nos afecta de manera mucho más profunda de la que pensamos.


De acuerdo con estudios funcionales realizados con resonancias magnéticas cerebrales, han comprobado que el amor es adictivo y que un corazón roto nos activa las mismas partes que un adicto con síndrome de abstención, según lo investigado por Winch. Es por eso que cuando nos obsesionamos con nuestros ex nos cuesta dar vuelta la página y empezar a pensar en estar solos o con otras personas.


Cuando tenemos recuerdos de nuestras relaciones pasadas con nuestros exs, a menudo están idealizadas, es decir inconscientemente decidimos distorsionar nuestra memoria acerca de ellos. Algunos de los cambios más comunes son el olvidar los defectos de la otra persona y la relación, por eso creemos que “todo era perfecto”. También podemos teñir de romanticismo todos nuestros recuerdos.

Winch tomó en consideración lo anterior y para sobre llevar esto, recomienda estos seis consejos, los cuales te podrían ayudar para no caer en la trampa del dolor y que puedas caminar hacia tu recuperación lo más eficientemente posible:

NO revises sus redes sociales.


Si es que lo sigues en redes sociales, entonces esto hará más difícil que puedas olvidar la relación que tuviste o que dejes de pensar tanto en tu ex. Es normal que si es que te conectas a tus redes sociales y ves alguna publicación de él, que entonces te cueste dejar de fantasear o de recordar tu relación que ya terminó.

También evita la tentación de poner “me gusta” o comentar alguno de sus estados y que eso luego lleve a una nueva interacción. Ya que todo eso, te recuerda a cómo era la relación.


Evita crear misterios sobre por qué ocurrió la ruptura


Esto le dará a tu ex un papel protagonista en tus pensamientos cuando necesitas disminuirlos.

Evita sobre pensar cuáles fueron los motivos de la ruptura, es más sano que mantengas la explicación que más se ajuste a los hechos, siempre y cuando ésta mantenga tu autoestima en perfectas condiciones.

Algunas de las razones que pueden ser sanas son: que él no estaba dispuesto a comprometerse, sin querer se separaron emocionalmente o que simplemente, los dos cambiaron y que luego decidiste que no te gustó la persona en la cual él se convirtió, entre otras.

Haz una lista de todas las veces en que tuviste que ceder en la relación y que preferirías no hacer la próxima vez.

Para hacer esto te recomendamos tener a mano un lápiz y un papel. Empieza por los primeros recuerdos que se te vengan a la mente y luego, intenta revisar la lista cronológicamente asegurándote de que no te falta ningún detalle.

La idea es que incluyas desde los momentos en que más sentiste que tuviste que ceder hasta los detalles, como el tener que cocinar si es que no querías o tal vez, si es que te molestaba que se sacara los zapatos y los dejase en cualquier parte, etc.


Haz las cosas que solían darte placer e interés


Incluso si ahora no parecen interesantes ni agradables. Ponerte en movimiento es una forma importante de señalarte a ti misma que la vida continúa.

Intenta hacer todas las actividades que dejaste de hacer debido a que decidiste dedicarle más tiempo a tu noviazgo. Por ejemplo, si es que querías unirte a una clase de manualidades, yoga o zumba, etc. El tener nuevas actividades que hacer en grupo te va a permitir estar con nuevas personas y así, de a poco podrás sentirte renovada.

El formar nuevas rutinas con tus amigas te hará sentir que vuelves a ser tu misma y que puedes seguir adelante con tu vida, casi como si nada hubiese pasado. Pronto, estarás lista para pasar a tu siguiente amor.


Elimina todos los recordatorios de la relación que te causan angustia o dolor, como textos y fotografías.


Este paso es muy importante. Una de las primeras actividades que debes hacer luego de terminar, es juntar todas las pertenencias de tu ex y devolvérselas. Mientras haces eso, puedes aprovechar de ordenar tu habitación y de eliminar todo lo que te recuerde a él.

No es conveniente que tengas recuerdos de él ni en tu habitación ni en tu casa, debido a que es un recordatorio constante de que ya no estás con él y si naturalmente ya te acuerdas de él, imagínate si es que tienes una foto de algún recuerdo especial.

Acércate a tus amigos y aprovecha al máximo su apoyo; la angustia es omnipresente y todos tienen sus propias palabras de sabiduría para ofrecer.


Lo más probable es que más de alguna de tus amigas haya pasado por lo mismo o tenga su propia manera de ayudarte a sentirte mejor. Una de las mejores actividades que puedes hacer es empezar a salir más con tus amigas, haz panoramas que antes no podías hacer y vas a ver que pronto te vas a empezar a sentir tal cual como te sentías antes de pasar por esta ruptura.


Las rupturas para todos son muy difíciles, por lo mismo, mencionamos varios consejos que te podrán ayudar a que el termino de la relación no sea más difícil de lo que debe ser.

Todos nos hemos enamorado varias veces durante nuestra vida, es por eso que no dudes en que cuando estés lista para salir a las pistas, podrás encontrar un nuevo amor.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"