6 cosas que debemos dejar de enseñarle a los hombrecitos en casa

Hoy en día, en los medios de comunicación masiva se suele ver más información con respecto al abuso y al acoso sexual. A pesar de todos estos esfuerzos, el problema de la violencia en contra de la mujer está todavía muy arraigado en nuestra sociedad. Sabemos que ahora las madres y padres, por igual tienen la responsabilidad de enseñar a sus hijos una cultura menos machista, en donde aprendan desde su casa y desde el ejemplo, a tratar a las mujeres con mayor equidad.

Una parte importante en cuanto al aprendizaje sobre cómo comportarnos con otros, lo aprendemos cuando niños, con respecto a cómo se comporta nuestra familia en cuanto a sus relaciones, ahí también observamos cuáles son los límites que marcan el respeto y cómo nos podemos defender.

Es común que le digan a su hija mujer que tiene que cuidarse, que tiene que usar ropa tapada y que tiene que cerrar las piernas, porque solamente depende de ella el seguir con su virginidad intacta. Cuando está claro que todos perdemos la virginidad, todos debemos de aprender a cuidarnos y a cuidar a nuestras futuras parejas. Entonces con la intención de que se deje de enseñar elementos que podrían ser peligrosos para nuestros hijos hombres, a continuación vamos a ahondar en específicamente qué cosas los niños tienen que parar de aprender desde que son pequeños.

#1 El afecto es obligatorio

Es importante enseñarle a un niño que su cuerpo es de él y que todas las demás personas deben respetar su espacio personal. Es primordial a la hora de que éstos se puedan proteger y notar cuando un adulto se quiere acercar a ellos de una manera más intensa que la normal. El obligar a que un niño abrace a alguien que no quiere tener cerca o incluso, el obligarlo a dar muestras de cariño a los padres, cuando al niño no le nace, es enseñarle que su espacio personal y sus límites no importan. Este comportamiento puede hacer que cuando un adulto se pueda acercar al niño sin que éste lo rechace, ya que le hemos enseñado que aunque no quiera, debe abrazar y besar a otras personas.
La mejor manera de educar a un hijo es a través del ejemplo y de la acción. Los niños no aprenden sólo con las palabras. Por lo tanto, siempre debemos mostrar respeto por el cuerpo del otro y hacer que se respete su espacio personal.

#2 Las niñas deben vestirse para los niños

Es importante enseñarle a nuestro hijo que lo más importante acerca de las niñas, es la personalidad o habilidades que puedan desarrollar. La vestimenta es algo que puede ser importante, pero no puede ser lo más importante.
Como la niña se vista, es algo que la niña tal vez elige y quizás algunas personas la puedan juzgar por eso, pero sin embargo, siempre cabe la posibilidad de que la niña no elija la ropa que usa. Y que sin importar como se vea o cómo decida verse, merece que le den una oportunidad de mostrar su personalidad. Si es que esto te parece difícil de enseñar, empieza por comentar aspectos profundos de la personalidad de otras personas, en lugar de comentar sobre aspectos físicos como: el peso o la ropa. Así con tus acciones, vas mostrándole a tu hijo el camino.

#3 Hay que molestar a quien te gusta

El viejo dicho: “Quien te quiere, te aporrea” no puede seguir en circulación. No puede ser que al hombre se le enseñe, que si le gusta alguien, que tiene que molestarla, fastidiarle, gritar o tener un comportamiento abusivo.
Tampoco puede pasar que a las niñas les enseñen que si alguien las molesta, que es porque le gustan a ese alguien. Es peligroso que crezcan con esa creencia. Además, se va fomentando la cultura de abuso a partir de que popularmente, se propicia la idea de que ser tocado, aunque sea por obligación, es algo “romántico”.

#4 Insistir da resultados

Todas las películas, series o libros que representan que el hombre que fue más persistente, al final se quedó con la mujer. Realmente tienen que parar de dar el mensaje de que el “no” de una mujer no vale nada o que puede ser que signifique “un futuro si”. Esto incentiva la creencia de que el esperar a que una mujer cambie de opinión puede resultar. Cuando en realidad, se debería respetar el hecho de que no nos guste alguien.
Esto de ser persistente, puede considerarse como un tipo de violencia o de acoso. También puede ser una manera de control. En el sentido de que se fuerza a alguien a sentir algo que no siente.

#5 Hacerles preguntas como: “¿qué hiciste para que te pegaran?”

Esa pregunta justifica la violencia. El preguntar, ¿por qué te pegaron? Es decirle a tus hijos que producto de su conducta, les pegaron. Cuando por ninguna conducta otro tiene el derecho de pegarle y ese es el mensaje que tienes que dar. Si tienen el derecho de decir lo que les molestó, pero jamás debiesen haberle pegado.
Esto es común de que suceda entre hermanos o en el establecimiento educacional. Sin embargo, más vale preguntar ¿qué pasó?, ¿por qué crees que se molestó?, y terminar concluyendo de que cuando a uno le molesta algo, debe decirlo, y no pegarle a otro. Y que bajo cualquier término, nunca es válido que otra persona te pegue.

#6 Reforzar la idea de que una mujer debe ser “pura”

Hoy en día, no debiese existir la diferencia entre mujer pura y mujer no pura. Y que menos, se haga la diferencia entre las mujeres con más valor y las con menos valor. Lo anterior en cuanto a si las mujeres, seguimos o no las reglas que nos impone la sociedad.
A algunos niños, todavía se les enseña que una niña modesta, que llega virgen al matrimonio y que se porta bien, es mejor si o si que todo el resto de las mujeres. Cuando la realidad es que todas somos mujeres.
El decirle a un niño que las mujeres más “puras” valen más y que las otras valen menos, es machista. Los hombres, todos valen lo mismo, y nadie nunca comenta sobre qué tan puros son. Por lo que, es una idea que causa violencia hacia la mujer.

El popular dicho: «calladitas se ven más bonitas».
Puede detener a una mujer, cuando intente defenderse. Incluso si una niña es abusada, puede tener el sentimiento de querer mantenerse “pura”, y éste puede generar que no se defienda y que no cuente su experiencia de abuso o violación. ¿Conoces otra lección que ayude a mejorar la relación de los hombres con las mujeres? Estás de acuerdo con el artículo ? Comparte tu opinión en los comentarios


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"