5 razones por la que las mujeres son infieles

Los tiempos van cambiando de manera acelerada, ya no todo se maneja bajo un modelo estándar. Y no nos referimos precisamente a los tipos de cambios tecnológicos, nuestro punto va más inclinado hacia lo que es la relación sentimental entre hombres y mujeres. Esos tiempos en el que los hombres eran considerados más infieles que las mujeres y con un porcentaje enorme de diferencia, están llegando a su fin, aunque la sociedad siga convencida de que eso no ha cambiado. Sin embargo, los estudios científicos sí están demostrando que la balanza se va equilibrando poco a poco, es decir, que la infidelidad por parte de las mujeres ha crecido considerablemente.

¿Por qué hay infidelidad por parte de las mujeres?

Con los avances tecnológicos, redes sociales y otros medios más de conectarte con otras personas, se han abierto nuevas ventanas de posibilidades para que una persona pueda ser infiel.

En realidad es algo que ha ido creciendo debido a las circunstancias. Como sabemos la infidelidad por parte de una mujer no es vista de la misma manera que la del hombre. Cuando hablamos de circunstancias, nos referimos a los diversos motivos que pueden hacer que la mujer sea infiel. Hay que recordar que este hecho se da, únicamente cuando la mujer tiene una relación seria. Por eso, para que una fémina cometa un acto de engaño, debe haber un motivo serio para hacerlo, algo más que un simple impulso sexual.

Imagínate siempre que tu relación es como una planta, que si no la cuidas se enferma y termina por morir. Pues con las relaciones amorosas pasa exactamente igual, ya que si tu pareja te descuida más de la cuenta y no te da ese cariño que necesitas, es posible que empieces a buscar todo ese cariño afuera de tu casa.

Por otro lado, también existen explicaciones científicas que relacionan la infidelidad de una persona con algo genético. En fin, sea cual sea el motivo, nosotros te contaremos aquí cinco de ellos, que podrían hacer que tu mujer se vuelva infiel, así que presta mucha atención.


– Baja autoestima, sentimientos de soledad y abandono

Las mujeres tienen la naturaleza de ser mucho más suaves y afectuosas que los hombres, cuando ellas muestran ese cariño también desean sentirse correspondidas, pero cuando los hombres no las retribuyen, comienzan asentirse solas y por ende, es algo que también termina por bajarlas la autoestima y ahí es donde surge la posibilidad de que haya infidelidad. El psicoterapeuta Robert Weiss, explica que en la terapia, ellas mencionan casi siempre que su pareja no le aporta suficiente amor, tiempo y atención, por lo que ellas se ven obligadas a buscar eso en otros lugares, y así ocurre la infidelidad. Es normal que a nadie le guste sentirse sola, normalmente lo que ocurre es que con el paso del tiempo van surgiendo factores externos que se priorizan más que la propia relación, y ese es el principal error que puede cometer un hombre, no es excusa pero es una razón.


– Falta de sexo en la relación

El no tener relaciones sexuales podría convertirse en algo letal para una relación. Si bien no es lo único punto que se tiene en cuenta para que haya infidelidad, sí es uno de los factores principales. Generalmente la insatisfacción y la falta de sexo hacen que las mujeres busquen en otros lugares lo que no encuentran en el interior de sus casas. Una de las razones más fuertes para ser infieles es no ser complacidas en la cama, por un lado, y por el otro no tener la suficiente confianza en la sexualidad con la pareja. Por eso, incluso con una pareja sexual informal ellas suelen liberarse aún más. Si nos guiamos sobre este punto, la situación incluso comienza a ser alarmante para los hombres, ya que últimamente, podría ser por el ritmo de vida, no se observa mucho que los mismos hagan mucho esfuerzo para hacer llegar al orgasmo a sus mujeres.

– Porque se enamoran

Sucede a lo mejor en un porcentaje más reducido, pero también está en la lista de causas para ser infiel el hecho de enamorarse de otra persona. Cuando los hombres cometen un acto de infidelidad, es a lo mejor porque simplemente una mujer les gustó y no pasa a un grado mayor. Sin embargo cuando hablamos de la infidelidad femenina, implica un fuerte sentimiento por parte de ellas hacia el hombre. Una mujer no se enamora de la noche a la mañana, primero puede haber una atracción física, luego comienza a conocer al hombre que la haga sentir atractiva, sexy y hermosa, y así es cuando nace un sentimiento muy fuerte y casi siempre se enamoran del amante. Como consecuencia terminan dejando al marido para irse con la otra persona.

– Sienten curiosidad

Últimamente es algo que se está poniendo muy de moda, se trata de lo que llamamos sexo casual, sin compromiso. Esta práctica, como ya mencionamos, se está poniendo muy de moda en los últimos tiempos. Vivimos en una sociedad donde, por decir de algún modo, existe mayor libertad sexual y las mujeres al igual que los hombres, tienen relaciones sexuales sin compromiso alguno. Este tipo de infidelidad puede darse como una forma de distracción cuando hay vacaciones, cuando se está muy lejos de la pareja o simplemente, cuando se quiere experimentar nuevas sensaciones. Dentro de esta categoría también entran los amigos “con derecho”, que es una amistad tan intensa, donde existen la relaciones sexuales entre los “amigos”, pero con una estricta prohibición de enamorarse.

– Por crisis en la pareja

La crisis de pareja es un motivo fuerte para que surja la infidelidad, no sólo por parte del hombre, sino también por parte de la mujer. En el caso de las féminas, generalmente cuando su matrimonio entra en un estado de crisis buscan refugio en otro hombre, alguien que las tranquilice y las inspire confianza. Ésta es una de las formas más fáciles de terminar con una relación, ya que en el caso de los hombres, difícilmente perdonen una infidelidad por parte de su pareja. Cuando en una pareja hay crisis, también hay maltratos, ya sean físicos o verbales, infidelidad por parte del hombre, etc. Ese cúmulo de cosas puede motivar a la mujer a tomar cierta “venganza” siendo infiel a su esposo.

Cada relación es distinta, sin embargo a cada una se le debe cuidar de la misma manera. A veces nos centramos en proyectos personales, en situaciones económicas, en problemas diversos y terminamos por descuidar a nuestra compañera, dejando de brindarle el amor ella necesita. Cuídala, ámala y protégela, no permitas que otra relación se destruya por haberla descuidado.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"