5 promesas toda mujer fuerte se ha hecho a sí misma

La fuerza a menudo nace del dolor, o incluso del trauma. Las mujeres que son fuertes a menudo se han sentido débiles e indefensas durante el transcurso de sus vidas. La fuerza que llevan dentro de ellas ahora no solo nació de la nada. Más bien, esa fuerza fue cultivada, nutrida y cuidada.

Esa fortaleza fue el resultado de semanas, meses o incluso años de dejarse tratar de menos de lo que valía, por temor a una reacción violenta o estar sola. Cada mujer fuerte se ha ganado esta fuerza y tiene cicatrices que no siempre son visibles a simple vista.

Cada mujer fuerte también se ha hecho promesas a sí misma. Estas promesas sirven como un recordatorio para nunca permitirse volver a permitir abusos.

5 PROMESAS QUE TODA MUJER FUERTE SE HA HECHO A SÍ MISMA

ELLA SE PROMETIÓ NUNCA RENUNCIAR A SER QUIEN ES NI MINIMIZARSE COMO PERSONA SOLO PARA CALMAR A UN HOMBRE
Una mujer fuerte a menudo ha enfrentado el desafío de renunciar a piezas de sí misma que ella apreciaba sólo para apaciguar a alguien que no la valoraba como un ser humano completo.

Si renunció a sus intereses, a sus amigos, a su trabajo o a sus ambiciones, una mujer fuerte se ha prometido a sí misma que nunca más dejará ir partes de sí misma. Ella es una persona completa y nunca permitirá que otra persona la desmonte en las piezas que considere aceptables.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"