5 peleas que normalmente tiene una pareja

Cuando se da inicio a una relación es todo lindo, pareciera que cada momento es perfecto al lado de tu pareja, ya que en los primeros tiempos no hay peleas y todo es comprensión e incluso romanticismo. Pero a medida que va pasando el tiempo, comienzan las pruebas, es decir, los disgustos y otros tipos de problemas. Sin duda, esos son factores determinantes para saber qué tan fuerte es la relación que llevas con tu pareja, pues hay que entender que, en este caso, las peleas son normales, sin embargo, lo difícil es superar eso y seguir adelante.

Muchas veces, las personas piensan que es mejor ponerle punto final a la relación cuando surgen los conflictos, claro, demasiada pelea hace creer que la relación ha caído en una crisis y en ese caso, para muchos, lo mejor es separarse. Si bien el sueño de todas las mujeres es ser completamente felices en una relación, hay que tener en cuenta que nunca va a ser todo perfecto en el noviazgo o en el matrimonio, ya que los problemas siempre estarán presentes.

Que las peleas de este tipo sean consideradas “normales”, no significa que debas soportarlo siempre, porque claro, todo tiene un límite. Pero si constantemente se están pelando por cosas sin sentidos y estás a punto de tomar una decisión definitiva, es importante que primero tengas en cuenta dos cosas: por un lado pensar bien antes de decidir, y por el otro, tener en cuenta que los problemas se pueden solucionar hablando y llegando a un acuerdo mutuo. En lugar de echarle leña al fuego, debes buscar una solución pacífica.

Recuerda siempre que las parejas tendrán peleas. Aquí te mostramos cuáles son 5 motivos bastante comunes que provocan disgustos en la relación.

1. Por distintas prioridades financieras

Es común que cada uno tenga un plan distinto con relación a qué hacer con el dinero, pero eso no significa que no se deba hablar con la otra persona de lo que se va a hacer. Es sumamente importante conversar en pareja sobre las ideas y proyectos que tienen ambos. No importa el plan que tengas en mente, tal vez tú quieras ir de vacaciones y visitar otros lugares, mientras que él puede que esté interesado en comprarse un carro nuevo o simplemente quiera seguir ahorrando; como sea, hay que comunicar las ideas y también es importante que entiendas por qué tu pareja quiere hacer tal o cual cosa, y una vez que hablen del tema, es recomendable llegar a un acuerdo en el que los dos se vean beneficiados.

2. Por no tener ganas de intimidad

En la pareja es fundamental la comprensión. A veces puede darse el caso de que tú quieras tener más intimidad y él, por estar cansado o por algún otro motivo, te diga para hacerlo en otro momento. Pero tampoco debes preocuparte por eso, ya que no siempre van a coincidir en ese aspecto. Claro, sabemos que la relación íntima es una pieza importante dentro de la relación, pero la comprensión debe predominar y si uno de los dos no puede hacerlo, no es motivo para que discutan. Un consejo podría ser planificar, para evitar así disgustos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"