5 hábitos que no te dejarán ser feliz

Encontrar la felicidad, o como sea que se llame eso que hace que nuestra vida sea gustosa de ser vivida, se hace difícil cuando ni siquiera sabemos lo que realmente buscamos. Primero debemos identificar lo que buscamos de la vida o encontrar la mejor manera de vivirla, pero para llegar a eso hace falta mucha práctica. Y más aun considerando que vivimos en una época en la que nos encontramos abrumados por innumerables estímulos que, lamentablemente, no nos llevan a alcanzar estados como la plenitud, la felicidad o, mucho menos, la tranquilidad.

Tomando como punto de referencia lo anterior, caemos en cuenta que debemos rediseñar de manera objetiva nuestras respectivas realidades, un trabajo que bien podría comenzar por eliminar varios de los hábitos que atentan contra el bienestar y que, para tristeza de todos, son hoy más populares que nunca. Una vez que puedas hacerte cargo de manera consciente de esos hábitos que no te aportan nada positivo, ya habrás completado gran parte del trabajo personal que te corresponde.

A manera de encaminar un poco la misión te compartimos algunos de los hábitos que, probablemente formen parte de tu vida y de los cuales deberías deshacerte de manera inmediata, y verás cómo tu vida te lo agradece:

1- Deja de buscar respuestas trascendentales en discursos de autosuperación

Ningún artículo que leas de internet o libro, ninguna fórmula, dogma o consejo será capaz de resolverte la vida. Lograr tu equilibrio conlleva mucho más que sólo nutrirte de información. Para alcanzar la plenitud en tu vida es importante que te informes de las cosas que te ayudarán a llegar a eso, pero más importante es que las pongas en práctica y sobre que te sientas cómodo realizándolas. El trabajo es individual, pero debes sentirte satisfecho al realizarlo.

2- Deja de creerte el centro del universo

Ten en cuenta que no eres la única persona sobre la tierra, apenas en tu círculo familiar o amistoso ya puedes notar que son varias y todas tienen su grado de importancia, lo que le corresponde a cada una para el lugar que ocupan. Pensar que eres o la única o la más importante entre todas las personas es considerado uno de los hábitos mentales más nocivos ya que esta creencia aparte de alimentar el ego, también es el ingrediente perfecto del cóctel para el drama y la intrascendencia. Imagínate a todos pensando de la misma forma, el caos de la individualidad estallará. Esto sólo te llevará al aislamiento y al rechazo por parte de otros.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"