5 hábitos cotidianos que refuerzan tu relación diariamente.

La relación de pareja es una de las relaciones donde más comprometemos nuestros sentimientos. Encontrar a alguien con quien compartir nuestra vida y nuestro tiempo es una sensación que no se compara con ninguna otra, pero en muchas ocasiones esta felicidad se termina porque no sabemos cómo cuidar al otro o nos olvidamos de mantener hábitos saludables y amorosos que nos mantengan cercanos a la persona que queremos.



Hacer que una relación dure por siempre no es fácil y requiere compromiso, sobre todo porque al pasar los años, cada uno de los integrantes de la pareja va adquiriendo mayores responsabilidades (en la casa, en el trabajo, etc.), lo que ocasiona que disminuya el tiempo disponible para estar con la pareja.

Aunque no es fácil mantener la relación funcionando al cien por ciento, tampoco es algo imposible y la clave es tener presente algunos hábitos que pueden ayudar a fortalecer los lazos cariñosos con tu pareja:

– Al despertar, salúdense todos los días. No importa si se levantan a la misma hora o si cada uno tiene su horario para despertar, si despiertan juntos pueden darse un beso, y si se despiertan separados, basta mandarle un mensaje de buenos días para hacerle saber que despertaste pensando en él.


– Tengan una cita cada semana. Si ambos trabajan toda la semana y su tiempo es limitado, es buena idea determinar un día para salir juntos y dedicarse solamente a ustedes. Ir al cine, al teatro, a comer a algún restaurante son algunas opciones que les brindan tranquilidad y espacio para pasarla en pareja. Pasar tiempo a solas, fortalece su relación y les brinda la posibilidad de recordar el momento en que se conocieron.
– No dejen de conquistarse. Es fácil dar por hecho la presencia de la pareja, una vez que ya estamos juntos, y se nos olvida que el proceso de conquista es algo diario. Es evidente que no vamos a sentir mariposas como el día que nos conocimos, sobre todo cuando han pasado algunos años, pero no debemos olvidar que es nuestra responsabilidad mantener la pasión y el amor todos los días.


– No dejen problemas sin resolver. Es imposible que no existan las discusiones, porque estar en una relación de pareja significa aceptar a la otra persona sin condiciones y habrá cosas que con te gusten de él y cosas de ti que él no entienda. Si tienen alguna diferencia, lo mejor es arreglarla en el momento en que sucede, no dejarla sin solucionar y que pasado el tiempo se vuelva una discusión sin sentido y hayan quedado grietas imposibles de arreglar.
– Eviten gritarse. A veces, cuando los problemas son complicados se sienten las ganas de gritar, pero eso no soluciona nada. Lo mejor en estas situaciones, es retirarse unos minutos para calmar el enojo, pues cuando tus emociones están a flor de piel, puedes decir cosas que no quieres, insultar o hacer sentir mal a la otra persona.
Estos hábitos son solo algunos que puedes llevar a la práctica, pero hay muchas cosas más que puedes hacer día con día, que permitirán ir fortaleciendo la relación y mantenerla feliz.

Si viven juntos, intenten irse a la cama al mismo tiempo, esto es una señal de que la relación es una prioridad por encima de otras actividades y obligaciones. Coincidir al momento de acostarse a dormir, permite abrir un espacio para comunicarse, tener contacto físico y abrir el deseo sexual, cosa que es difícil que suceda cuando alguno de los dos llega a la cama cuando el otro ya está dormido.

Es importante conversar antes de dormir, en lugar de quedarse dormidos con la televisión prendida o jugando con el celular, mantengan una conversación donde puedan soltar el estrés del día y las preocupaciones, permite un acercamiento a tu pareja para contarle tus problemas, charlar sobre algún tema específico y preguntarle sobre su día.

Darse un beso de buenas noches puede parecer insignificante, pero fortalece de una manera enorme los lazos de amor entre ustedes. Cuando se besan antes de dormir, sus cuerpos recuerdan por qué están juntos y sus cerebros se van a descansar teniendo como último recuerdo un gesto amoroso de parte de su pareja. En este mismo sentido, te recomendamos saludarte siempre con un beso cada vez que se encuentren.

Tanto los besos como el contacto físico con tu pareja son fundamentales para mantener viva la fuerza del amor entre los dos, así que intenten abrazarse más. Los abrazos son un espacio de refugio y contención, de alguna forma le estás diciendo que tú lo proteges a él al mismo tiempo que te sientes protegida en sus brazos, y estando juntos nada malo puede pasarles. Saber que al final del día se reencontrarán con un abrazo, es una sensación reconfortante que ambos esperan con ansias y hace que pasen el día con una sonrisa.

Uno de los ingredientes principales que debe haber en una pareja es el sentido del humor, pues es una muestra de la complicidad que hay entre ambos, porque comparten sus vidas, asumen responsabilidades juntos y son amantes y amigos, lo saben uno del otro y cuando conservan la capacidad de reír juntos (incluso de sí mismos), están cultivando un sano hábito de intimidad y camaradería.

Cuando discutas con tu pareja, no busques sus puntos débiles, no escuches sus razones pensando en cómo responder y tener la razón, no es importante ganar la discusión, es importante mantener la calma y la paz y fortalecer la relación. Escucha para comprender, intenta ponerte en su lugar y pídele lo mismo cuando expones tus razones. Practicar la escucha empática en pareja mejora considerablemente los lazos de confianza y comunicación.

Nunca pienses que tu pareja hace las cosas para herirte o hacerte sentir mal. Si entras a una discusión asumiendo que tu pareja quiere hacerte daño de manera deliberada, estás perdiendo el principio de buena fe y cultivando una actitud de pelea y no de conciliación. Si una pareja se relaciona a través del amor, ninguno actuará para herir deliberadamente al otro.

Es probable que después de algunos años, la relación de pareja pueda volverse aburrida, monótona, rutinaria, lo cual ocasiona que la pareja pierda el interés o las ganas, pero el amor les brindará las estrategias correctas para fortalecer la relación.

Si ya tienen algunos años juntos, retomen sus recuerdos. Hagan bromas sobre cómo se conocieron, recuerden porque siguen juntos. Intenten dejar lo negativo de lado, aborden los problemas con una actitud positiva y no dejen que los problemas se acumulen, presten atención a los pequeños detalles, brinquen juntos los obstáculos cotidianos y logren empatía entre ambos.

Recuerda que la comunicación y la confianza son las claves para disfrutar al máximo tu relación de pareja. No podrán estar felices el cien por ciento de tiempo, pero en la medida en que sepan afrontar los problemas y resolverlos de manera satisfactoria, la felicidad irá aumentando y la relación de pareja será un espacio de tranquilidad y amor verdadero.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"