5 consejos para verte más encantadora y sexy

Conoce estos consejos para que nadie se resista a ti

Todas las mujeres nos podemos preocupar acerca de cómo nos vemos, ya sea debido a que encontramos que esto es muy relevante o a que a causa de nuestra carrera laboral, pensamos que las personas que se ven mejor, entonces tienen más oportunidades. Algo así como lo que pasa en el rubro de las modelos o de la televisión.

En realidad, las mujeres no necesitamos tener un físico perfecto, sólo debemos saber cómo potenciar lo que ya tenemos. Y si es que queremos mejorar algo, estamos en nuestro derecho, pero no debiese ser nunca una obligación. Aunque muchas, queremos causar una sensación de seducción y encanto en otras personas, no está bien que nos sintamos menos capaces de lograr nuestros objetivos, si es que tenemos algún aspecto a mejorar en cuanto a nuestro físico.

En consecuencia, para lograr nuestros propósitos, no es necesario sólo fijarse en lo físico, sino que también hay que enfocarse en nuestra actitud y personalidad. Lo cual no significa actuar como que fuésemos de otra manera, sino que deberíamos darnos cuenta que cómo actuamos no nos está llevando a nuestros objetivos, por ende, debiésemos cambiar nuestros hábitos en la medida de que el nuevo comportamiento nos haga sentido. Al respecto, siempre debemos tener en cuenta que nuestro comportamiento habla más de nosotras, que lo que podamos decir cuando hablamos de nuestra personalidad, así que es mejor que sigas estos consejos, que contienen acciones concretas que harán deducir aspectos acerca de tu personalidad, para que no tengas la necesidad de comentar acerca de la persona que eres, sino que tus acciones hablarán por sí mismas.

1. No ser muy competitiva

Las mujeres que intentan siempre ganar en todo y que normalmente lo logran, no siempre terminan satisfechas con respecto a su comportamiento. Es verdad que ganaron la competición en sí, pero a veces tienen expectativas de lograr algo más. Lo mismo sucede cuando están en pareja y quieren intentar ganar todas las discusiones o situaciones que se presentan.

A veces, cuando ya ganamos lo concreto, es entonces donde intentamos relacionarnos con el otro, sea este nuestra pareja o amigo especial. Sin embargo, a veces es como que hubiésemos perdido a batalla en cuanto a generar una relación virtuosa con él.

Por esto, lo ideal es que puedas encontrar un equilibrio con el cual te sientas cómoda, y que sepas en qué momento, en pro de mantener la relación con el hombre, debes asimilar la discusión como algo secundario. En donde tal vez pueda incluso convenirte dejarlo ganar, ya que es un tema que no merece que le entregues tanto valor, tiempo y recursos personales, por lo cual es mejor que des una imagen en donde reflejes prudencia, en lugar de ambición por querer ganar sólo para que tu ego crezca.


2. Ser empática

Esto tiene relación con darte cuenta de lo que pasa socialmente alrededor tuyo. Al respecto te recomendamos el mostrarte receptiva ante las concepciones, ideas o sentimientos de los otros, pues esto hará que los demás te consideren una persona que los puede ayudar o comprender cuando tengan conflictos. Así mismo, puedes demostrar que eres una mujer empoderada, amable y generosa.

Lo anterior no significa tener que decir que sí a todo o decir que opinas lo mismo que todo el resto, sino que es el demostrar la tolerancia durante las discusiones y que logres argumentar correctamente en éstas, reflejando los conocimientos y pensamientos que tienes.

3. Tener un buen sentido del humor

Lo que a los hombres más les gusta es que puedas aceptar un mal día como lo que es, un mal día, nada más. Y con respecto a los asuntos más complicados, en general prefieren que uno los tome con la mayor ligereza posible, pero que a la vez exista sinceridad con respecto a lo que siente. Entonces te recomendamos encontrar ese equilibrio entre saber que la risa no es un antídoto realmente, sino un parche curita ante las cosas negativas, pero que sin embargo, tiene el poder de contagiar positivamente a tu entorno y ganar la simpatía de muchas de las personas, incluida la de tu pareja. En situaciones más extremas incluso puede ser que ciertas personas te admiren y que intenten hacer lo mismo. En casos más extremos de esto, puedes llegar a querer reírte de ti misma, lo cual puede ser que llene tu vida de entusiasmo y liviandad.

Si es que piensas que esta liviandad va contigo, entonces es aconsejable que la explotes. En cambio, si es que tienes un alma un poco más oscura, te recomendamos que hagas lo que sientas y que no te sientas obligada a calzar con los modelos propuestos.


4. Sé sutil con las expresiones faciales

Si es que tu galán nota tu comunicación no verbal o tu lenguaje corporal, entonces puede ser que sepa más de lo que tu crees. Tal vez es posible que él puede interpretar más de lo que le dices concretamente y puede ser que los sentimientos que tengas no pasen desapercibidos.

Así que si es que necesitas que no sepa ciertas situaciones, es mejor que modules las expresiones de tu rostro y que uses como complemento a tus manos y tus movimientos, para que puedas generar más confianza en él, mientras que al mismo tiempo puedas conservar los espacios o secretos que aún no estás dispuesta a compartir.


5. Viste de rojo

El color rojo es reconocido socialmente por su asociación a la pasión, lo cual te dotará de una sensualidad más allá de la que tienes generalmente, por lo que todos los puntos anteriores calzarán en su justa medida.

De acuerdo a lo que se afirma en el estudio realizado por la Universidad de Rochester en 2012, que los hombres generalmente tienen una vulnerabilidad a la hora de mirar a las mujeres que tienen puesto alguna ropa de color encendido, así que si es que quieres ayudarte con algo fácil para parecer más encantadora y sexy, no dudes en utilizar este color como parte de tu outfit.

A la luz de todos los consejos y reflexiones entregadas, sinceramente esperamos que éstas te sirvan como un as bajo la manga para poder verte y sentirte más encantadora y sexy. Sin que olvides de que estas sensaciones son también producto de procesos mentales internos, en donde como resultado encuentres algo tuyo propio que consideres que realmente te haga irresistible en comparación al resto.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"