5 consejos para sobrevivir a tu primera cita después de que te rompieron el corazón

¿Cómo saber si realmente estamos listos para otra relación?

¿Cómo podemos dominar ese miedo de volver a salir lastimados?

Todos hemos estado en esa situación: después de tener el corazón roto durante mucho tiempo, por fin decidimos que es momento de darnos una nueva oportunidad en el amor, salir al ruedo y conocer a alguien. ¿Pero cómo saber si realmente estamos listos para otra relación?, ¿cómo podemos dominar ese miedo de volver a salir lastimados? Sabemos que la primera cita después de darnos un descanso del romance puede ser intimidante, pero una vez que des ese primer paso estarás del otro lado.

Incluso si en esta nueva cita te la pasas muy mal, o de pronto te das cuenta de que no tienen nada en común y la idea de una segunda cita se esfuma, debes saber que vas por buen camino. Si te encierras en tu casa y te la pasas pensando incesantemente en el pasado y en todas las relaciones que no pudieron ser, será muy difícil que conozcas a esa persona con la que sí vale la pena estar. Tal vez salir, ir al cine, tomarte un café con alguien o distraerte aunque sea una tarde sea el último paso para sanar tu corazón.

Claro que con lo anterior no aseguramos que será sencillo, sabemos que es inevitable sentir temor y nervios en esa primera nueva cita. Por eso te compartimos estos 5 consejos para sobrellevar la incertidumbre de un nuevo romance.

1. El pasado es un aprendizaje, el presente es tu oportunidad de ponerlo en práctica

Tras un capítulo que se cierra, otro se abre. Seguramente será uno en el querremos contar una historia distinta, con una versión mejorada de nosotros; que aquellos errores que antes cometimos, que todo lo que permitimos y nos lastimó, no se repita. Y desde luego, esperamos encontrar un compañero con la misma disposición.

2. No compares, la primera cita es una hoja en blanco

La primera cita es ver de frente todas esas reflexiones que hicimos en el proceso de dejar ir, es hoja en blanco y el momento de usar las palabras y las actitudes del nuevo yo. Entre nervios y entusiasmo podemos dudar en asistir, dudar si vestimos adecuadamente, si nuestro mensaje llega de forma precisa, si mostramos suficiente interés sin llegar al “demasiado”. Pero si en verdad hemos cerrado el capítulo anterior, la primera cita parece la primera de todas, no hay lugar para comparaciones ni expectativas.

3. No te precipites, tómate las cosas con calma

Es sorprendente el humor, las manías y atenciones de quien está frente a nosotros, la forma en que nos ven, como encantados. Pueden dar ganas de apresurarse y querer ver todo de la nada; pero disfrutar el camino al amor forma parte del aprendizaje adquirido y la paciencia se hará presente. Incluso al despedirse y sentirse cerca, sabremos llegar a las caricias y besos sin prisa. Las parejas de transición ya pasaron y el despecho no tiene lugar, ahora te enfrentarás a las ganas de querer ver al otro tal cual es y amarle.

4. Cuando dudes, obedece a tu intuición

No será perfecto, entraremos en conflicto y trataremos de evadirnos, de esquivar miradas y seguiremos dudando hasta aceptar que somos un caos que funciona, que ha evolucionado y que podremos amar justo a quien menos imaginamos. Le contaremos a nuestras amistades y sin duda se alegrarán, nos alentarán a no tener miedo, pero tratarán de cuidarnos a su modo. Entonces debemos escuchar a nuestra intuición, que sin muchas razones nos impulsará hacia donde el alma necesita estar.

5. Confía en que el amor llegará

La primera cita después de amar no es una prueba, no es ensayo y error y tampoco podemos forzarla; llegará porque así es el curso natural de la vida para quien sabe amarse. Después de lo que no pudo ser, el amor buscará su camino para realizarse. El tiempo contará la historia a su paso, a veces lenta, otras abrupta, pero siempre sabio. Confiemos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"