5 cambios que puedes hacer para tener una vida más sencilla y gratificante.

Uno de los objetivos de la mayoría de las personas es lograr una vida gratificante, una vida feliz y simple, pero, en este mundo de tecnología, de consumo ilimitado y de querer lograr todo con el mínimo esfuerzo, esto parece cada vez más lejano, si no es que imposible.

Los seres humanos somos seres de hábitos, por medio de ellos es que logramos hacer la diferencia en nuestra vida, pues de nada sirve obsesionarse con una actividad durante dos semanas, si después la dejamos de practicar. Los hábitos se crean practicando cada día, independientemente de las circunstancias, debemos de empezar poco a poco, dedicar tiempo y esfuerzo a aquello que queremos lograr, para obtener buenos resultados.

En el libro ‘The high price of materialism’, el psicólogo Tim Kasser, profesor de la Universidad Knox, sostiene que el ritmo de vida actual y el materialismo que nos consume nos están haciendo infelices, contrario a lo que podríamos pensar; pues un estudio publicado por la Asociación Americana de Psicología sugiere que las personas con pocos bienes materiales, encuentran mayor satisfacción que aquellas llenas de cosas.

Lo anterior no significa que debamos vender nuestra casa, nuestra ropa, nuestros bienes, e irnos a vivir al campo, sino que aprendamos que la verdadera felicidad se encuentra en la sencillez, y que hay ciertos cambios que podemos aplicar en nuestra vida para lograrlo.

1. Dedica tiempo a lo que quieres. Es evidente que todos tenemos responsabilidades que no podemos dejar de lado, como nuestro trabajo, nuestros estudios, nuestra familia; pero a veces nos olvidamos de nosotros mismos y de lo que realmente queremos, sin importar si lo que queremos es sentarnos en el sofá, ver una película o salir a correr, todos necesitamos un tiempo para disfrutar de nuestro espacio, nuestro tiempo y nuestros gustos, y poder olvidar nuestras responsabilidades, aunque sea solo durante unos minutos.

2. No necesitas más espacio, necesitas menos cosas. Comprar un vestido nuevo, un par de zapatos, el celular más actualizado o la computadora más moderna, nos brinda una felicidad efímera, que solo dura mientras estamos en la tienda, pero que no trasciende más allá de ese momento. Los expertos en este tema, recomiendan utilizar el dinero en experiencias, no en cosas.

3. Revisa tus valores. Cuestiona qué valores están rigiendo tu vida y reflexiona sobre si éstos valores te están ayudando a ser una mejor persona. Esto también implica cuestionar tu espiritualidad, tu sentido de vida

4. Principio de Pareto. El 80 % de las consecuencias de una situación se determinan por el 20% de las causas. Piensa cuánto tiempo pasas pensando en lo peor, cuánto espacio ocupa el miedo en tus actos, cuánta energía ocupas en buscar el lado trágico de las cosas.

5. Descansa de tu celular y aparatos tecnológicos. Actualmente, el celular se ha convertido en una parte de nuestro ser. En cada momento de nuestra vida, está con nosotros, se vuelven un permanente recordatorio de todos los pendientes que dejamos en la oficina, de todas las tareas que tenemos por hacer y de todos los compromisos que debemos cumplir. Es recomendable que tomes un descanso de tu celular y tu computadora, por lo menos unos minutos durante el día. No necesitas dejar tu estilo de vida y volverte un hippie, simplemente debes aprender a dejar de lado las preocupaciones superficiales y concentrar tu energía en lo verdaderamente importante.

Estos cinco cambios son los más fáciles de lograr, pero debemos tener consciencia de ellos, para poder llevarlos a cabo y lograrlos. Hay que invertir tiempo en nuestras relaciones y generar buenos vínculos y energía para no sentirte solo en la vida, porque la vida está llena de momentos difíciles que son inevitables y necesitamos a alguien que nos ayude a lidiar con la adversidad.

Si tienes hijos, asegúrate de estar enseñándoles buenos valores que los ayuden a transitar mejor por la vida. Si no los tienes, procura que los niños y jóvenes a tu alrededor puedan ver en ti un ejemplo a seguir, un espejo de una persona sencilla que puede ser feliz con las pequeñas cosas, de esta forma dejarás un legado en la vida de alguien más.

Hay algunas cosas sencillas que puedes hacer todos los días, que pueden cambiar tu vida para hacerla gratificante. Son pequeñas acciones que no te implican un esfuerzo enorme, pero que, al hacerlas, verás cambios significativos en tu vida. Para empezar, no dejes de interesarte por conocer personas nuevas, aprender cosas nuevas, salir de tu rutina, encontrar la felicidad en los pequeños detalles que la vida te pone enfrente. Piensa hasta dónde te gustaría llegar en tu empleo y en tu profesión, pero no dejes que el estrés laboral consuma tu vida personal y familiar. Procura ser ordenado con tus finanzas, pero recuerda que ayudar a los demás siempre es más gratificante que el dinero.

A veces nos sentimos frustrados por la vida que tenemos, aunque estemos rodeados de cosas materiales, no alcanzamos a ser verdaderamente felices, esto se debe a que no conocemos lo que realmente queremos. Necesitas replantear tus cimientos, repensar lo que siempre has creído como verdadero, para lo cual puedes responder algunas de las siguientes preguntas: ¿qué capacidades tengo?, ¿qué cosas puedo hacer mejor que los demás?, ¿qué actividad me hace verdaderamente feliz?, ¿qué estaría dispuesto a hacer si cobrar o recibir algo a cambio?, ¿cuáles son mis talentos?, ¿hago esto porque me gusta o porque quiero complacer a los demás?, ¿cuál es mi definición de una vida exitosa y feliz?

Lo más importante para tener una vida gratificante de manera sencilla es ser tú mismo sin importar lo que piensen los demás. Esto no significa ser incapaz de aceptar consejos o apoyo de las personas que nos rodean, sino que se trata más bien de vivir la vida haciendo lo que verdaderamente te hace feliz, no lo que está bien visto por los demás, ni lo que los otros te dijeron que era lo correcto hacer, siempre y cuando no pongas en riesgo tu salud ni tu integridad. Ser diferente no es malo, al contrario, es lo que te distingue de los demás y lo que forma tu verdadera esencia.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"