40 y soltera

Todavía existen prejuicios acerca de las mujeres que están solteras a los 40 años, dentro de los comentarios más frecuentes se encuentran los siguientes:

el pensar que no han sabido amar, que son demasiado exigentes, que son rebeldes, que no tienen las cosas claras, entre otros.

Sabemos que no todos los casos son iguales, por lo mismo, queremos exponer que existen mujeres que están solteras por decisión propia, es decir, por que no les hace sentido estar en pareja. Se han dado cuenta de que una manera de respetarse a sí mismas es no hacer algo que no quieren hacer y también saben que pueden disfrutar al no depender de un hombre. Y si uno no depende ¿para qué amarrarse a una relación? Sólo tiene sentido si es que uno ama al otro y quiere estar en una relación.

Hay una diferencia entre encontrar el amor a toda costa, a buscar el amor desde un lugar deplenitud, sintiendo que uno está eligiendo el ser libre y feliz primero que estar enamorada.

Al leer lo anterior, lo más probable es que no nos tenga sentido, pero aún así sigue siendo muy frecuente la situación, de que luego de que conoces a una persona, te preguntan por tu edad y luego, viene la típica pregunta: ¿te has casado? ¡Cómo si existiera un vínculo natural y directo entre la edad y el matrimonio!

Actualmente hay muchas creencias que tenemos y que las estamos confundiendo con certezas, las cuales nos llevan a esforzarnos por metas que no tienen mucha importancia y que no son necesariamente, nuestras metas y más bien son producto de nebulosas mentales, invenciones morales y sociales.

¿Qué significa tener 40 años?

Al parecer, tenemos muy claro lo que son los primeros 18 años de nuestra vida, en donde en general, al no ser considerados como adultos propiamente tal, estamos obligados a vivir una vida compartida por los otros. Luego, en los siguientes años, cuando podemos empezar a trabajar, ya podemos cubrir nuestros gastos en necesidades básicas, y nos podemos dar nuestros primeros lujos, recién podemos afianzar con alegría e independencia, que estamos por fin disfrutando de la vida. Sin embargo, 25 años más tarde, la mayoría suele retornar a la dependencia compartida, es decir, se empieza a perder un poco la independencia ya lograda, en donde nos importa que los otros crean que “estamos viejas”, “que ya no somos niñas”, “que la vida pasa”, “que estamos solas”, ente otras frases que podemos escuchar.

El punto es que como sociedad, el tener 40 años y ser soltera aún es un tabú, es como que no hubieses hecho una parte de tu vida que tenías que hacer, pero no es así, no teníamos que hacer nada más que lo que realmente queríamos hacer.

Hay que aplaudir a la minoría que no hace caso a los argumentos fatídicos y que se esfuerza por poder seguir a su propio ritmo y que mantiene sus propias ideas, a pesar de que sea difícil.
Retomando el concepto de tabú, se puede decir que son: “cosas que no se pueden hacer, o decir debido a prejuicios o convenciones sociales”. Y eso es exactamente lo que pasa con las mujeres que deciden estar solteras a los 40 años, las cuales, en muchos casos son enjuiciadas.

La vida social, sin que uno quiera, se va mermando por creencias que pueden tener los otros y que nos impiden tener relaciones más cercanas. Algunos ejemplos son: que los esposos de nuestras amigas casadas nos ven como personas que podemos influenciar a sus esposas a ir por el “mal camino”, cuando la realidad es que nuestra amiga lo más probable es que tenga alrededor de 40 años, por lo tanto sabe perfectamente lo que quiere hacer y lo que no, independientemente de “nuestra influencia”. También está el caso de que los hombres piensan que si es que no nos hemos casado alguna vez, entonces es debido a que tenemos algún defecto, uno común que pueden nombrar es el tener el carácter muy fuerte, tanto que podemos llegar a ser insoportables. Otros prejuicios típicos son: que somos demasiado exigentes, que nos dedicamos mucho al trabajo, que tenemos miedo al compromiso o que estamos de alguna manera traumadas, entre otros.

Lo cierto es que si es que una mujer llega a los 40 años soltera, es en su mayoría por elección. Y más allá de la edad que podamos tener o que aparentemos, siempre todas las mujeres nos podemos sentir completas, aunque estemos sin una pareja. Aún así la mayoría tenemos sueños propios, proyectos que queremos realizar y tal vez nos queremos enamorar en algún momento, pero si es que no encontramos al indicado, entonces no pasa nada, no para nada el fin de nuestra existencia.

Es interesante el exponer, ¿por qué las personas sienten curiosidad por nuestra elección de estar solteras? Algunas veces, aunque uno tenga la posibilidad de estar con alguien, uno prefiere centrarse en su propia vida, en los proyectos que uno quiere hacer y a veces, uno simplemente no está interesada en tener una pareja. Y ¿Qué pasa si uno siente que nuestra vida es perfecta y no quiere arruinarla con una relación? Ya que, si bien el estar en pareja tiene momentos maravillosos, no hay que negar que también están los conflictos, las peleas, y que es una responsabilidad y un trabajo, al cual hay que dedicarle tiempo, energía y amor.

Cada quién es un mundo, entonces ¿qué sabe la sociedad acerca de tener 40? En realidad nada, es sólo un número que se ha estigmatizado, así que ¿por qué le damos el poder de opinar, criticar o juzgar, si es que no se sabe en lo que uno está realmente?.
Si es que se sabe que ninguna generalización es efectiva, ¿por qué se nos pretende medir con las mismas medidas? Es como que uno no pudiese vivir feliz y plena sin pareja. Pero si se puede, uno está conectada con todo un universo de cosas, personas, recuerdos y sobre todo, posibilidades. Como mujeres podemos elegir el continuar solteras, porque no queremos a un hombre que nos sea una carga, queremos a alguien que nos aporte y mientras él no se haga presente, tendremos que defender nuestro punto de vista de que es válido elegir la propia libertad, que nuestra felicidad nos pertenece totalmente y que somos dueñas de nuestra vida.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"