4 disfraces que la depresión utiliza para engañarte

No es frecuente que uno se dé cuenta de que está deprimido. La depresión es un huésped no invitado que no llama antes de su llegada o de tocar a tu puerta; se desliza hacia adentro, sin ser vista, y busca permanecer.

Muy a menudo ni siquiera somos conscientes de su existencia porque se disfraza tan fácilmente como estas otras cosas.

1. tu amigo
Siempre estamos con nuestra depresión, como acompañante. Le divulgamos todo. Siempre sabe cómo va nuestro día; siempre sabe cómo nos sentimos acerca de una persona en particular o una situación particular. Le confiamos nuestras preocupaciones más profundas; Conoce todos nuestros secretos y chismes. Sabe todo lo que un mejor amigo sabría.

Entonces, a menudo la escuchamos, nos tomamos muy en serio su opinión, porque ¿quién no escucharía a su amigo más cercano? Nuestra depresión nos conoce mejor que nosotros mismos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"