32 situaciones que viven todos los padres

No debe existir una experiencia comparable a tener un hijo. En el momento que ese pequeño ser llega a este mundo, todo cambia y la prioridad pasa a ser el bienestar de él.

No hay receta para ser papá o mamá, es un largo aprendizaje que se va haciendo. Es más, si hay más de un hijo, la experiencia puede ser totalmente diferente.


Algo especial es cuando los niños llegan demasiado pronto: el fenómeno de las madres adolescentes, que va en aumento, es una dura realidad y que muestra, amplificado, algo que a todos nos ocurre: todos aprendemos a ser padres con nuestros hijos y cada día es una lección diferente.

Estas son algunas situaciones que a muchísimos papis y mamis les ha tocado vivir.


1 – Nació y todo salió bien, pero te dicen que tiene ictericia y debe permanecer un día más internado, recibiendo luz. Se te parte el corazón.
2 – Cuando es bebé duerme muchas horas, el problema es únicamente que esas coincidan con tus propias horas de descanso. A medida que va creciendo se ajusta, pero todos hemos pasado algunas noches sin dormir.

3 – Quieren dormir con SU osito o SU manta, no hay caso que lo hagan sin eso. No insistas.
4 – Tienen su propia dieta: pueden querer comer el jabón, tierra, arena o pintura, pero no zanahorias o arvejas.
5 – El momento del baño puede ser una gran lucha, aunque después les empieza a gustar y el problema es sacarlos del agua. O sea: problemas para entrar, problemas para salir.
6 – Pueden atravesar toda la casa a oscuras para decirte que tienen miedo, pero no volverán a su cuarto por el mismo camino.


7 – Si duermen en tu cama, descansarán plácidamente, aunque tú despertarás con contracturas y un agudo dolor en el cuello.
8 – Dominarán tu celular mucho antes que tú.
9 – Si te pidió un dulce rosado y trajiste amarillo (no había del otro) estás en problemas: no son iguales. No discutas.
10 – Compraste un súper auto o una súper muñeca, pero ellos prefieren jugar con la caja o el papel del embalaje. No protestes, siempre es así.
11 – Pueden ver sus programas preferidos muchas veces y es mejor si es contigo. Y cuando decimos muchas veces, significa muchas veces.

12 – Si hay mucho silencio, preocúpate.
13 – Si hay mucho ruido, preocúpate.

14 – En un momento pueden estar bien y en diez minutos tener fiebre. Normalmente, de noche.
15 – Cuando comienzas con las tareas escolares, la tinta de la impresora siempre se terminará a las 9 de la noche. Y siempre habrá un mapa para hacer o una foto que buscar, preferentemente un domingo a la noche. Suerte con eso.
16 – Si dijiste algo feo de alguien, lo repetirán… cuando “alguien” esté enfrente. Recuérdalo.
17 – Si una prenda no le gustó, no insistas: no se la pondrá.


18 – Cuando comienzan con los “¿por qué?”, siéntate y ten paciencia. Te espera un largo rato de preguntas.
19 – Algunas veces te dirá “no” a algo que siempre dijo “sí”, es una manera de expresarse. Manéjalo con sabiduría.
20 – Cuando él está despierto, no puedes hacer nada. Cuando él duerme, debes hacer todo lo pendiente y nunca alcanza el tiempo.

21 – Una hormiga puede ser maravillosa y un espectacular auto a control remoto, aburrido. Todo depende del momento.


22 – Una salida con ellos implica llevar ropa de repuesto, agua, jugo, leche, sus medicamentos. Acostúmbrate (y piensa cómo conseguir lo que olvidaste).
23 – El súper no es un lugar para comprar alimentos y otros elementos necesarios para el hogar, es un escenario ideal para los berrinches. Aprende a manejarlos.
24 – La abuela le dice que sí a lo que tú dices no, esa es una ley fundamental del universo.


25 – Las paredes son para ser pintadas. ¡ Que viva el arte!
25 – Los enchufes, tomas y esquinas de las mesas son magnéticas. Cuidado.
26 – Las medias siempre se pelean y se separan. Es un gran misterio.
27 – La hora de despertarse es la mejor para dormir y viceversa.
28 – ¿ Siesta? Jamás.

29 – En el colegio nunca le enseñaron a hacer “esa” tarea, no insistas.
30 – Te propones firmemente dejarlo solo con su tarea, para que aprenda, pero no sabes cómo, en determinado momento te encuentras coloreando un dibujo, luego de hacer unas cuentas y antes de forrar un cuaderno. Él está jugando.
31 – En tu cartera o en tu maletín pueden aparecer chicles, juguetes, caramelos, envases de caramelos, lápices y miles de cosas más, pero nunca sabrás cómo llegaron allí.
32 – La ropa no cuenta como regalo, nunca.
Estos son algunos momentos que se viven en la maravillosa aventura de ser padre. Seguramente tú tienes unos cuantos más para aportar.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"