3 palabras que debes decirle a esa persona que no volverás a ver.

Sin duda, una de las peores experiencias que podemos sufrir es la de tener que terminar una relación. Esto es peor cuando no es por decisión de nosotros, sino que tenemos que hacerlo por razones de fuerza mayor.


El tener que despedirse de la otra persona es una instancia que no olvidaremos fácilmente, es por esto que tenemos una presión por hacerlo lo mejor posible, ya que es probable que sólo tengamos una oportunidad para hacerlo. Es por eso que a continuación vamos a exponer las 3 palabras que no pueden faltar en tu discurso de despedida. Si es que estás en esta posición, entonces esperamos que este artículo te sirva para que decidas correctamente qué quieres decir en tu despedida.

Uno de los propósitos de la última conversación es el de cerrar ciclos. El amor es una emoción que muchas veces no entendemos claramente, pero no hay nada peor que quedarnos con lo que le queríamos decir a la otra persona dentro de nosotros, debido a que no tuvimos la oportunidad de hablar las cosas con la otra persona, generando que nuestras historias amorosas queden inconclusas. Es por eso que es bueno el tener una conversación final.

Hay diversas razones que pueden poner fin a las relaciones, infidelidades, la rutina, un nuevo amor, etc. Muchos de nosotros pensamos que lo mejor es tener una despedida cara a cara para que la historia quede finalizada de la mejor manera posible. Aunque esto no siempre sucede, consideramos que si es que ambos toman la decisión de no continuar en la relación, entonces estas 3 palabras no pueden faltar en tu speech de despedida.

1. Gracias.

A pesar de que tal vez hayas podido terminar de manera negativa la relación, por ejemplo, debido a una infidelidad, de todas maneras, te invitamos a pensar en razones que te hagan sentirte agradecida con tu pareja. Recuerda que dentro de todo lo que pasaron juntos, durante un tiempo lo consideraste un buen compañero, tal vez te dio consejos cuando lo necesitabas, quizás te cuidó cuando estabas enferma, te hizo reír en momentos difíciles, te acompaño en tus altibajos, etc.

Nunca hay que olvidar que el mantener una relación requiere de ciertos sacrificios, los cuales con el tiempo tienden a tener un mayor peso, así que intenta valorar que él dio de sí mismo para que la relación pudiese funcionar.

Todo lo que hizo por ti y todo el aporte que fue a tu vida, deberías agradecérselo. Te aconsejamos que no te cierres a la posibilidad de agradecer, debido a que el día de mañana te puedes arrepentir de no haberle dicho lo importante que era para ti. Independiente de la razón por la cual hayan tenido que terminar, antes de que “eso” sucediera, aún lo considerabas una buena persona y estuviste con él durante un tiempo por algo, así que es buena idea que lo hagas explícito. No lo hagas por él, sino que hazlo por ti, ya que luego de un tiempo, vas a sentirte bien contigo misma, tal vez hasta puedas sentir que le dijiste todo lo que querías y ya no queda nada más.

También para él va a ser más fácil o tal vez lo pondrá en disposición de escuchar todo lo que viene de tu speech. Te adelantamos que no todo lo que digas será color de rosa, ya que hay cosas negativas que no puedes dejar de decir.


2. Perdona.


Esto puede ser algo incómodo de decir, pero es necesario que lo digas. Esto evitará que el día de mañana tu pareja pase el tiempo pensando, preguntándose y conjeturando acerca de las razones por las cuales la relación llegó a su fin. Esto en caso de que la razón de término no sea evidente. Para esto intenta hacer una lista concisa acerca de los errores que según tu percepción él ha cometido. Luego dile: “Te perdono por…”.

La idea de la lista es que nombres sólo los acontecimientos más relevantes, tampoco te demores mucho tiempo, ya que puede ser inconducente el escuchar una lista demasiado larga y con información irrelevante.

Intenta de que sea con la intención de que: no tenga dudas en el futuro sobre a qué se debió el termino, y esta información les ayude a cerrar el ciclo y a que en sus nuevas relaciones, puedan usar lo que aprendió de ésta. Es decir, dile las críticas lo más constructivamente posible.


3. Despide.

Una palabra que no puede faltar es el decir adiós. Si es que no sabes su verdadero significado, acá te lo explicamos, ya que es más profundo de lo que parece. Al separar la palabra “adiós” tendremos “a-Dios” lo cual quiere decir que le entregas su cuidado a Dios para que lo proteja en todo lo que se proponga.

El decir adiós es también una manera de hacer explícito que todo terminó, que de verdad esta es la última conversación. A más de alguno de nosotros probablemente nos ha pasado que nos hemos seguido “en algo” con la otra persona, luego de que intentamos terminar. Sin embargo, eso no siempre es lo mejor, por eso es bueno que le digas adiós a la persona y no un hasta luego.

Si es que le tienes odio o rencor, en un principio es normal, pero con el tiempo intenta desearle el bien, de quedarte con los buenos momentos, agradece lo que viviste con él y perdona sus errores, es la única manera de que sientas paz con la situación. Luego, podrás construir dentro de ti una paz interior que nadie podrá destruir.

Innegablemente el despedirse de una persona, de la relación que teníamos con ella y de las expectativas que teníamos sobre el futuro con la otra persona, es algo difícil de hacer durante una sola conversación, es por eso que el juntarse a despedirse no es el fin de todo el proceso por el cual se pasa luego de decidir terminar una relación, pero sí es un paso hacia superar la experiencia. Así que te animamos a despedirte de la mejor manera posible para que luego puedas mirar con optimismo tu nuevo futuro.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"