20 cosas que las mujeres hacemos… ¡ y que enloquecen a los hombres!

Hombres y mujeres son muy diferentes en casi todos los aspectos, por no decir en todos.

El amor es uno de ellos, uno de los fundamentales, así como los detalles por los que unos y otros se ven atraídos.

A nosotras nos seducen muchas cosas de ellos, y ellos caen rendidos con pequeños detalles.

Diferencias

Para nosotras es muy sencillo demostrar nuestros sentimientos, ser detallistas con nuestra pareja, hablar de lo que nos gusta y lo que no nos gusta de él.

En contadas excepciones, para ellos es extremadamente difícil expresar sus sentimientos y son expertos en ocultarlos.

Son más herméticos y demuestran lo que sienten en raras ocasiones y además, lo hacen a su modo.

No se debe confundir esta aparente distancia con un alejamiento o con falta de amor. Simplemente, por cuestiones culturales y de educación, a los hombres se les inculca que no deben mostrar sus sentimientos. Habrás escuchado la expresión “los hombres no lloran”, es bastante ilustrativa de lo que ocurre en este aspecto.

Por ello, es necesario hablar de las cosas que a ellos les encanta, pero que no lo dan a conocer. De esta manera, podrás lograr que él caiga rendido a tus pies.

Estos son algunos de esos tips “mágicos”.

1 Ellos no entienden cómo eres capaz de estar siempre hermosa y tan atractiva. La belleza y el cuidado personal son potentes imanes para el hombre.

2 Cuando te concentras para estudiar o trabajar, ellos te ven especialmente seductora. Recuerda, la inteligencia es un arma poderosa de seducción y por eso, ellos se acercarán cuando tú estás intentando concentrarte.

3 Al cantar tu canción favorita, lo estás seduciendo, porque se imaginan que se la estás dedicando. Por supuesto, si muestras tu habilidad para el baile, el efecto se potencia.

4 Al asustarte por algo (un golpe, una araña, un rayo) ellos se sentirán más poderosos y tendrán ganas de protegerte y mimarte.

5 ¿No has notado la forma especial en que te mira cuando te pones su ropa? Eso les seduce… y les excita, así que no te sorprenda que quiera “recuperar sus prendas”…

6 Cuando estás con un niño, aflora tu instinto maternal, lo mimas, juegas con él… estos gestos que a ti te resultan tan naturales, a ellos les seduce, porque te imaginan como la madre de sus hijos.

7 Todas hemos sentido celos, pero hemos intentado que no se nos note. Pues bien, ellos se dan cuenta… y les encanta.

8 Tú no lo verás, pero no es raro que él se quede viéndote cuando duermes. Le gusta admirar tu belleza natural y tranquila y eso lo llena de amor… aunque probablemente nunca te lo dirá.

9 Tu cara de enojada no lo asusta ni lo repele: por el contrario, lo atrae y quiere abrazarte y besarte.

10 Tus ataques de risa son seductores. ¿Quién no quiere a su lado a alguien con buen humor? La buena onda los enamora.

11 Tú dices que no eres inquieta al dormir y ellos saben que sí… solo ríen, pero en realidad eso les seduce.

12 Aunque quieras hacerlo a solas, a ellos les fascina ver cuando te arreglas y pasas a tener un look increíble. Normalmente ellos son muy básicos en ese aspecto, así que caen rendido ante tu habilidad.

13 Un abrazo siempre viene bien y cuando tú lo haces con todas tus “fuerzas”, ellos simplemente ríen y quieren protegerte… y amarte.

14 Cuando cocinas para él, no pueden evitar sentirse enamorados. Ellos imaginan un futuro contigo, a pesar de su imagen de “recios” y “duros”.

15 Cuando inesperadamente le dices “te amo”, desarmas por un instante sus sólidas defensas “anti sentimientos”.

16 Sacudir el cabello es algo muy natural para nosotros, pero que no sabemos realmente el impacto que puede tener. Aunque hay excepciones, a la mayoría de los hombres les gustan las chicas con el cabello largo y puede entenderse como un rasgo evolutivo, ya que tener una larga cabellera es un clásico signo de salud y sexualidad femenina. Si usas el cabello suelto y lo mueves discretamente frente a él, estás enviando un poderoso y sensual mensaje.

17 No hay algo específico que lo explique, pero a la mayoría de los hombres les fascina ver a una mujer jugando con sus labios con pequeños mordiscos. Quizás se imaginen ellos haciendo lo mismo o lo asocian con un momento de placer, pero lo cierto es que se trata de un gesto poderosamente seductor. Muerde despacio y por unos segundos tu labio inferior, luego suéltalo lentamente, verás cómo él viene inmediatamente a “ayudarte” en la tarea. Un plus si antes de eso hiciste un lento recorrido con tu lengua sobre los labios… ¡efecto asegurado!

18 Ya hablamos del cabello como un poderoso elemento de atracción. Una de las cosas que a los hombres les encanta es cuando acomodas suavemente tu cabello detrás de la oreja. Los estudiosos creen que es porque al hacerlo, dejas ver tu cuello y tu oreja, dos zonas altamente eróticas del cuerpo.

19 Por un motivo similar al punto anterior, acariciar suavemente tu cuello es un poderoso elemento de atracción. Hazlo “sin querer” y mira por el rabillo del ojo para apreciar el impacto que causas en él. Importante: su imaginación vuela en estos casos, así que analiza bien la situación antes de hacerlo.

20 Puede parecer tonto, pero inclinar tu cabeza y sonreír es algo simplemente irresistible. Es una clásica señal de coqueteo que enloquece a los hombres. Al inclinar la cabeza y sonríes, te ves inocente, dulce y muestras interés en él. Éxito asegurado.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"