17 señales que indican que tal vez tienes actitudes que llevarán a ser un amargado

3- Criticas a todo el mundo. Siempre estás buscando cualquier detalle que criticar en los que están contigo.

4- Contacto físico. No te gusta mantener contacto físico. Contigo no hay abrazos, besos ni muestras de afecto posibles.

5- Reír. Es difícil que alguien te haga reír y cuando lo logran, solo haces muecas de risa, no te gusta carcajearte con ganas.

6- Falta de tiempo. Siempre dices que no tienes tiempo para cosas absurdas o sin sentido, como salir a caminar, juntarte con tus amigos, mirar el cielo, etc.

7- Es un hecho histórico y digno de festejar cuando eres amable con alguno de tus amigos. Todos se sorprenden cuando esto sucede, porque no es algo que hagas todo el tiempo.

8- Poca tolerancia. Te enojas con facilidad por cualquier cosa.

9- Te cuesta trabajo confiar en los demás, porque en el fondo temes que te abandonen, que te hagan daño o que se burlen de ti.

10- Lugares públicos. Lo pasas muy mal en lugares con demasiada gente.

11- Cosas absurdas. No te hace gracia celebrar cosas sin sentido, no cuentas chistes, todo tiene que ser profundo para que valga la pena.

12- Demostraciones de afecto. Prefieres mantenerte al margen de las demostraciones de afecto.

13- Es difícil que logres abrazar a alguien y, cuando lo haces, te dicen que es un milagro.

14- Personas sonrientes. No te gustan las personas que sonríen demasiado, incluso piensas que es porque son tontas.

15- No te gusta que tus amigos te pregunten “¿Cómo estás?” o “¿Estás enojado?”. Siempre respondes de manera irritada y generalmente con monosílabos.

16- Cuando te dicen que pareces enojado. Solo sabes fingir que sonríes, pero en realidad estás fastidiado y harto de que te lo digan.

17- La bulla. Eres intolerante al ruido, a la fiesta, a las manifestaciones de alegría como las carcajadas, no te gusta que la gente grite cuando se emociona.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"