17 señales que indican que tal vez tienes actitudes que llevarán a ser un amargado

Víctor siente frío si bajan la calefacción, pero si la suben se muere de calor y todo se vuelve demasiado desagradable. De pronto, comienza a sentir hambre y, en vez de ir a la cocina a prepararse algo para comer, prefiere quedarse un rato quejándose acerca de lo detestable que es estar con el estómago vacío. Luego le da sueño, pero recuerda que tiene que terminar un trabajo para la universidad y vuelve a referirse a lo terriblemente cansado que está. Su familia lo mira como diciendo, ¿hay algo que esté realmente bien con tu vida? Y la respuesta es sí, hay muchas cosas que andan perfectamente, sin embargo, a veces las personas amargadas como él no logran conformarse con nada.

Todos podemos tener pensamientos negativos de vez en cuando, como “no sirvo para nada”, “todo lo malo me pasa a mí”, “siempre tengo mala suerte”. Esto puede ser porque hemos tenido un mal día y creemos que somos los únicos en el mundo que estamos sufriendo, pero sumergirse en estos pensamientos sin mirar el otro lado de la moneda, nos lleva a caminos llenos de tristeza, antipatía y desánimo que no le hace daño a nadie más que a nosotros mismos.

Volverse una persona amargada es lo más sencillo del mundo, porque significa darse por vencido ante todo lo que nos pasa y evitar afrontar la negatividad que tenemos y resolver los problemas cotidianos.

Estos sentimientos de amargura crónica pueden afectar negativamente a nuestra salud y bienestar general, por lo que debemos aprender a detectarlos, en nosotros mismos como en los demás, para así poder eliminarlos y convertirnos en personas más felices.

Existe una delgada línea entre fastidiarte con algunas cosas que pasan y estar amargado todo el tiempo y, si no sabes de qué lado estás tú, te ayudamos con una lista de señales que indican que estás amargado:

1- Mensajes de texto o WhatsApp. Eres de las personas que siempre dejan en visto a las personas que te envían mensajes. No importa de qué te estén hablando o si te están pidiendo apoyo con algo, simplemente leerás los mensajes y no responderás.

2- No te preocupas. No andas pendiente de la vida de los demás y esto es bueno porque cada quien es responsable de su propia vida, pero en tu caso se trata realmente de que no te preocupas por nadie. No tienes empatía con nadie.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"