16 formas en las que el estrés afecta a tu cuerpo y tú no lo notaste.

Si sufres de caída del cabello o de irritación, tal vez tengas exceso de estrés en el trabajo o los estudios.

Las personas pueden sufrir de estrés debido al exceso de responsabilidades, preocupaciones o situaciones de pérdida. Cabe mencionar que el estrés potencia la acción del sistema endócrino y genera cambios físicos que provocan inestabilidad emocional y hasta puede causar algunas enfermedades graves.

De acuerdo con los especialistas, el organismo reacciona a momentos de tensión o amenaza poniéndose en estado de alerta, activando una serie de reacciones bioquímicas para salvar a la personas.

Algunas de las consecuencias que trae el estrés y que son confundidas con otras enfermedades son:

Dolor muscular: en algunos casos es tan fuerte que los músculos tienden a ponerse rígidos y esta condición es muy dolorosa, la parte donde más se presenta es en el cuello, la nuca y los hombros.

Agitación: cuando el estrés alcanza niveles altos, podemos presentar agitación e hiperventilación, esto no es tan común en la mayoría de las personas, pero si el estrés no se trata como debe ser podemos llegar a estas instancias.

Impaciencia: las personas que padecen estrés muy a menudo y se muestran impacientes ante cualquier tipo de situación, por muy simple que esta sea, tendrá la predisposición a no querer esperar.

Temblores: debido a los desequilibrios que causa el estrés en nuestro organismo, ciertos niveles de hormonas se puede ver afectado y de ahí se pueden derivar los temblores, que en la mayoría de los casos no se ven a simple vista como en el caso de enfermedades como el mal de Parkinson, pero la persona puede presentar leves temblores sobre todo en sus manos.

Debilidad: sienten que cualquier esfuerzo los agota y los deja casi sin aliento, se sienten sin fuerzas ni ganas para realizar casi que ningún tipo de actividad.

Fatiga, incluso después de realizar actividades simples: debido a la descompensación que tiene el cuerpo, las personas con niveles altos de estrés, presentan fatiga constante aunque la actividad que realicen no amerite tanto esfuerzo.

Enojo: casi que de manera constante presenta enojo y mal genio, nada le parece bien, comienzan a sentir que todo y todos les molesta y empiezan a convertirse en personas hurañas y se aíslan a sí mismos, porque ni siquiera ellos se soportan.

Irritación: pasan de la alegría a la irritación de un momento a otro, estas personas se convierten en personas muy molestas, a las cuales les puede llegar a molestar cosas tan triviales como escuchar música con un poquito más de volumen, que las personas estén conversando a su alrededor, los olores fuertes o de cosas que le desagraden, que lo convierten en un ser súper susceptible.

Palpitaciones: se empiezan a generar palpitaciones y hasta episodios de taquicardia, a veces sin motivo aparente, pero como la persona está padeciendo el estrés en silencio, estos síntomas tienden a confundirse con muchas otras enfermedades.

Sudor frío: debido al desorden hormonal que puede llegar a general la persona, esta condición es muy común, sobre todo en los casos donde el individuo se ve expuesto a cierto tipo de situaciones que potencian toda esta sintomatología.

Diarrea: El estómago es uno de los órganos que más se afecta cuando no estamos bien y esos cambios que padecen las persona con estrés, sí que afectan al estómago, por eso la diarrea es algo de lo más común en personas que viven angustiadas y preocupadas a causa del estrés.

Dificultades para dormir: este es uno de los síntomas más frecuentes a causa del estrés, porque lo primero que pierde una persona que tiene problemas es el sueño y la situación empeora cuando tarda horas pensando en esos problemas que tiene, dándole prioridad, agrandándolo y quitándose a si mismo la tranquilidad y serenidad que necesita para poder buscar una pronta solución.

Falta de aire: en esta etapa el estrés es severo y pone en riesgo la vida de quien lo padece.

Vértigo: en ocasiones acompañado de ataques de pánico que reducen las capacidades de la persona para afrontar los problemas.

Memoria débil: todo se les olvida y esto les genera mucha frustración porque el problema tiende a empeorar.

Boca seca: empiezan a presentar una sequedad en la boca, sin necesidad de que haga mucho calor.

Otro de los factores que puedes tener en cuenta para saber si sufres de estrés, es la caída de cabello, y las pequeñas erupciones en la piel, además de heridas en la parte superior de los labios o aftas.

Recuerda, si tienes alguna de estas molestias, no dejes de acudir inmediatamente a tu doctor para que te de un diagnóstico completo sobre tu salud. No te auto mediques, ya que podrías complicar aún más el mal del que estarías sufriendo.

Si sufrieras de un cuadro de estrés, lo mejor sería descansar y olvidarte del mundo exterior. Prueba con planificar un viaje, tal vez alrededor del mundo o cerca de tu localidad, ya que está científicamente comprobado que tener una nueva experiencia como visitar una localidad diferente, elimina el estrés de inmediato.

Recuerda que la mejor manera de liberarte del estrés es dejando de lado los problemas que tienes y no dudes en asistir a un psicólogo, esto te ayudará mucho.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"