15 señales que indican el fracaso de una relación.

Que la mayoría de las parejas se terminan, es un hecho que comprobamos diariamente. El “hasta que la muerte los separe” es más una declaración de deseos, que algo mayoritariamente posible.

Ante esto, quizás la pregunta sea: ¿es posible saber, con un cierto grado de certeza, si una relación va a continuar?
Y mejor aún: ¿cuáles son las señales que indican que una pareja se dirige hacia un final?

Indicadores
Las relaciones fallidas y las que se mantienen a pesar de las continuas discusiones y malos momentos, son causantes de muchos problemas de estrés y de infelicidad para millones de personas.

A pesar de que cada pareja es un mundo y no hay dos iguales, la mayoría de las relaciones fracasan por los mismos motivos y emiten señales características.
Conocer estas señales es una buena manera de afrontar los problemas y corregir el rumbo si se desea recuperar la relación.

1- Cuando una charla ya comienza con discusión y agresión, es casi seguro que terminará con un final abrupto. Con la relación sucede lo mismo: si se repiten las agresiones y la incomunicación, el futuro es muy incierto.
2- La crítica desmedida hacia la pareja es una señal que se da entre las relaciones que se encaminan hacia el fracaso. Si se produce frente a otras personas (y especialmente cuando hay otras personas) el camino es aún más claro.

3- La subestimación hacia el otro aparece comúnmente en las parejas que se dirigen a un abrupto final. Al igual que en el punto anterior, es especialmente indicativo si se produce frente a los demás. Si la parte subestimada soporta la situación, se trata entonces de una relación profundamente tóxica y no de una verdadera pareja.

4- Cuando el enfrentamiento se ha instalado y es muy fuerte, la situación se parece cada vez más a una guerra, en la que ambos integrantes de la pareja se dedican más a poner piedras en el camino del otro, que en construir algo entre los dos. Es una señal clara de una pareja que se dirige hacia un fin, ya que llega a la falta de diálogo y contacto físico. Podríamos titular esto como “durmiendo con el enemigo”.
5- Los celos causan muchas rupturas. Se producen cuando hay un fuerte sentimiento de separación y de que existe alguien con el que hay que competir. Los celos patológicos introducen, además, aspectos muy negativos, como el control excesivo y la agresión, que obviamente pueden crear un ambiente irrespirable en la relación.

6- Si uno de los integrantes de la pareja es tan negativo que invade todos los aspectos de la relación y la vida de su pareja, es muy probable que el camino sea el final… o quizás peor, dos personas que están juntas en profunda y continua infelicidad.
7- Cuando dos personas se sienten bien en la relación y quieren seguir juntos, priorizan eso en cada discusión y buscan la manera de arreglar las cosas, con una broma o un abrazo que pone fin al mal momento, posponiendo el intercambio de ideas para otra ocasión. En cambio, si la relación está yendo por mal camino, cada confrontación es un paso más hacia el final y eso se percibe en la intención de separar cada vez más las opiniones.

14- Cuando los miembros de la pareja pierden tiempo en sacar cuentas de “lo que están perdiendo” por estar en esa relación, significa que el futuro no es muy promisorio. Si se buscan opciones, es porque lo presente no es satisfactorio.

15- Una señal de que la pareja no tiene futuro es cuando permanentemente se añoran los primeros tiempos, cuando todo era pasión. Si bien se debe mantener el encanto inicial, es necesario aceptar que las relaciones tienen sus etapas y van cambiando con el tiempo. Cuando uno se “enamora del amor” y no de la persona que tiene a su lado en este momento, obviamente la relación no tiene mucho futuro.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"