15 cosas de las que te arrepentirás en unos años

Indudablemente estamos viviendo a un ritmo demasiado acelerado. Los compromisos laborales, personales y familiares se suman, llevando a un frenesí de actividades que no para nunca. Entre el tráfico, ir y venir de un lado a otro, llevar a los chicos a sus diferentes actividades, estar en varios lugares, se nos vuelan horas preciosas de vida, que luego tratamos de compensar siguiendo enganchados en el celular o la notebook al llegar a nuestro hogar.

Lo que se deja de lado

Esta forma de vivir trae sus consecuencias: cansancio físico extremo, estrés, ansiedad. Todo esto puede repercutir en el descanso, lo que a su vez genera otras consecuencias, como diversos malestares, mala alimentación, etc. Pero todo esto también influye decididamente en nuestro futuro y de formas que quizás no te has detenido a pensar con la atención necesaria. Pero no es la única actitud de la que te arrepentirás más adelante: estas son algunas actitudes, hábitos o situaciones que sin duda pueden traerte problemas en el futuro.

1. Estar en una relación negativa influye de distintas maneras en nuestra vida, pero muchas personas permanecen en ellas porque su temor es quedarse solas. El famoso dicho “mejor solo que mal acompañado” se aplica perfectamente, ya que los supuestos beneficios no igualan a los aspectos negativos: las decepciones, dolores y rencores impactan en nuestra psiquis, causando diversos problemas emocionales y en muchos casos, las consecuencias llegan a lo físico. Si estás en una relación de este tipo, huye.

2. Habrás escuchado muchas veces la frase “por mi trabajo no vi crecer a mis hijos”. Pasar poco tiempo con tus seres querido, especialmente con tus hijos a medida que se desarrollan, es algo que lamentarás profundamente más adelante, así que dejar de lado a la familia para atender los asuntos laborales no es una buena opción. Balancea adecuadamente tus tiempos porque puede ocurrir que por alcanzar tus metas de trabajo o de dinero, descuides lo más importante.

3. Puede ser ser que estés en una edad en la que te parezca que el tiempo es casi infinito, pero si te pones a pensar puedes encontrar que gastas mucho en vano, en actividades que no te reportan ningún beneficio o una forma de crecer espiritual o intelectualmente. Ver series de televisión por horas, abusar las redes sociales y jugar en tu Smartphone, son actividades que deben desarrollarse en su justa medida. Podrías invertir el tiempo en actividades más productivas y mejorar notablemente el nivel de tu vida, ya que el tiempo perdido jamás se recupera.

4. Llevar un estilo de vida poco saludable es algo que puedes disfrutar ahora, pero es muy probable que lo lamentes más adelante. No solo por el daño que irreparablemente causas a tu salud, sino porque puede llevarte a postergar oportunidades de estudio o laborales, porque dedicas más tiempo a la diversión y los excesos que a tu formación. En cuanto a tu bienestar, puedes causar graves daños a tu sistema digestivo, circulatorio, respiratorio y nervioso en caso que caigas en adicciones o ingestas desordenadas y abusivas de comidas y bebidas.

5. Viajar es una experiencia maravillosa, que permite conocer lugares y gente diferentes, “abriéndote la cabeza” y mostrándote otros puntos de vista. Todos dicen querer viajar, pero por lo general se echan para atrás, ya sea porque quieren viajar con todas las comodidades o porque alegan tener responsabilidades. Sin embargo, la comodidad no es esencial y siempre tendrás cosas más importantes que hacer, pero debes viajar cuando tengas la oportunidad… y si no la tienes, fabrícala, es una experiencia que puede cambiarte la vida.

6. Trabajar está bien, pero cuando se hace en demasía puede ser muy perjudicial. Por lo general, lo hacen las personas que no tienen otros valores o los postergan. El trabajo es importante, pero no olvides descansar, relajarte y tener actividades que te permitan divertirte.

7. No dejes de aprender cosas nuevas. Muchas personas creen que solo basta un título y listo. Eso te abre muchas puertas, pero seguir desarrollándote te traerá más oportunidades para el crecimiento laboral o profesional, sino que también aumenta tu autoestima y te permite ampliar ti círculo de relaciones.

8. Trabajar en algo que odias y permanecer en ello por mucho tiempo, solo por indecisión o miedo a lo que puede pasar, es una muy mala idea. Muchas personas se estancan en un lugar que no desean, produciéndole la situación diversas consecuencias a nivel mental, emocional y físico. Al dejar de lado lo que es de nuestro gusto y nos causa felicidad al hacerlo, nos exponemos a sentir una gran decepción en el futuro. Si no nos arriesgamos a cambiar algo en la vida, podremos simplemente dejar que esta pase y nunca hacer lo que nos agrada.

9. Los sueños son importantes, pero solo cuando te impulsan a hacer aquello que realmente quieres. Si no haces nada para hacerlos realidad, serán solo una fantasía. Si esperas las condiciones perfectas, seguramente nunca dejarán de serlo.

10. Si pasas todo el tiempo aparentando ser algo que no sos, únicamente para impresionar a los demás o dar una imagen determinada, en algún momento olvidarás quién eres en realidad y dejarás de lado tus verdaderos anhelos. No dejes de lado tu forma de ser y pensar, muéstrate tal cual eres y procura destacarte y triunfar con tu auténtico yo, es lo único valedero.

11. Si abandonas tus propios sueños y objetivos por priorizar los de otra persona, ya sea un familiar, tu pareja o un jefe, en el futuro sentirás una gran decepción. La pregunta “ ¿ qué hubiera pasado si…?” suele traer grandes problemas a las personas que han postergado por siempre sus anhelos.

12. Si eres egoísta y egocéntrico puedes obtener ventajas circunstanciales o triunfos que te sirvan en el momento, pero puede pasar que en el futuro te quedes solo y sin nadie con quien compartir tu vida.  Aquellos a los que inspiraste y con quienes compartiste amor y buenos momentos, te recordarán aún después que te hayas ido de este mundo. Lo que haces por ti morirá contigo, pero lo que haces por otros perdura.

13. Cuando te empeñas en controlar todo a tu alrededor, te genera una gran pérdida de energía. Puede ser que obtengas éxitos relativos, pero con el tiempo te darás cuenta que es imposible controlar todo y es necesario ser flexible y adaptarse a las circunstancias para poder crecer con las enseñanzas que de allí surgen.

14. Si no perseveras en lo que quieres lograr, más adelante te arrepentirás, porque nunca alcanzarás tus logros.

15. Está bien apreciar y valorar lo que tienes, pero eso no significa conformismo, siempre procura crecer y perfeccionarte como persona.

Esfuérzate siempre por lograr tus metas, deja de lado la pereza o el miedo al fracaso: en el futuro lamentarás más las cosas que no intentaste, que las que procuraste y no obtuviste.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"