12 movidas contra la depresión.

Todos tenemos una idea de cómo la depresión puede nublar nuestra vida, así que si te sientes un poco bajo de ánimo, entonces te recomendamos probar los siguientes 12 tips para que logres evitar los molestos síntomas de la depresión.

Nutre tu cuerpo con vitaminas y minerales

Si es que tu cuerpo no tiene las vitaminas y minerales necesarios puede ser que sientas fatiga, cansancio, malhumor, ansiedad o no quieras hacer nada más que descansar. Es por eso que una dieta balanceada es un punto clave para mejorar tu estado de ánimo.

Además, científicamente está comprobado que la depresión está relacionada en gran parte a deficiencias en la alimentación, las cuales pueden producir falencias en la tiamina, hierro, magnesio, selenio y carbohidratos.

Reduce la ingesta de azúcar

El azúcar no sólo incrementa nuestra energía rápidamente, sino que también activa mecanismos para volver el nivel de azúcar a lo normal, por lo que luego se produce una disminución en el torrente sanguíneo, lo que se llama “hipoglucemia”. La cual causa cambios de ánimo, es por eso que se relaciona con depresión y fatiga.

Para prevenir esto te recomendamos que ingieras frutas en lugar de azúcar procesada. Si es que tienes un antojo en específico, entonces date un gusto, pero que no sea algo que realices todos los días.

Mantente activa


Entre más ejercicio hagas mejor. Es recomendable que te comprometas contigo a que sea una actividad constante en tu vida, lo cual no te debiese resultar difícil, ya que el ejercicio es adictivo.

En Australia se hizo una investigación en donde se concluyó que las personas que son muy deportistas tienen una mirada mucho más positiva de la vida y estaban menos estresados que los moderadamente deportistas y los sedentarios.

Sol


Está comprobado que la exposición al sol tiende a incrementar los niveles de serotonina. La cual es un neurotransmisor que facilita que nosotros sintamos la felicidad.

Cualquier actividad que implique tomar sol, como: abrir las cortinas de tu oficina, sentarse cerca de las ventanas y tomar vacaciones en un lugar soleado, te puede ser de utilidad.

Evita las dietas drásticas

Las dietas en que la cantidad de calorías que ingieres es menor a 1.000 te privan de nutrientes vitales, como: proteínas, carbohidratos, grasas esenciales, entre otros. Es por eso que si es que te faltan vitaminas y minerales, entonces tu cerebro sufre al no tener suficiente combustible para fabricar los neurotransmisores que necesitas para lograr un funcionamiento adecuado.

Ten sexo más a menudo

El tener sexo libera endorfinas, es por eso que luego de terminar, tienes una sensación de euforia. También incrementa los niveles de inmunidad, protegiendo tu cuerpo.

En las mujeres, el tener sexo regularmente incrementa los niveles de un antidepresivo natural, el estrógeno. Además, de fortalecer la relación mediante mejorar la comunicación con la pareja, lo cual indudablemente nos ayuda en contra de la depresión.

Nutre tu alma


Las personas que tienen algún contacto religioso o si es que vienen de una familia en donde se practica la religión, entonces tienen más conexión con la fe, lo cual los hace sentir más paz y esperanza. En consecuencia, se disminuye la ideación suicida, la depresión y el estrés.

Reduce el uso de drogas prescritas


Hay medicamentos recetados para enfermedades que pueden causar depresión. Algunos son los recetados para la hipertensión (reserpina, metildopa, clonidina y los beta bloqueadores); antiarrítmicos; cortisona; medicamentos para la glaucoma; antihistamínicos; y anticonceptivos orales.

Si es que tienes sospechas de que los medicamentos que tomas te bajan el ánimo, entonces debes ir con tu médico para que te den otra alternativa.

Duerme bien

La falta de horas de sueño provoca depresión ya que hace que el cuerpo produzca demasiado cortisol, que es la hormona que te produce la sensación de estrés. Éste en exceso provoca: presión alta, baja en el sistema inmunológico, fallas en la memoria, depresión, entre otros.

Desafía tu pensamiento

Es importante que cuestiones el cómo reaccionas a eventos y experiencias. Hay personas que por ejemplo se toman los eventos de su vida de manera muy personal, aunque éstos no lo sean. También pueden ver la vida en blanco o negro, es decir, sin matices.

Si es que notas que tal vez estás respondiendo negativamente a tus circunstancias de vida, entonces es momento de derribar estos pensamientos, ya que te pueden causar depresión. Además, piensa que cuando te tengas que enfrentar a una situación, hay miles de decisiones que puedes tomar, no sólo una. La vida en general tiene muchos caminos, así que tienes varias opciones para decidir.

No fumes


Según ciertas investigaciones, los adolescentes que fuman, tienen hasta cuatro veces más la tendencia a tener depresión, en comparación a los adolescentes que no fuman. A pesar de que se estudió por qué pasa esto, hay sólo una teoría la cual afirma que tanto la nicotina como otros componentes del cigarrillo alteran los químicos del cerebro y lo más probable es que interfiera con la serotonina (neurotransmisor de la felicidad). Esta teoría adquiere relevancia a la luz de que hay algunas drogas antidepresivas que aumentan el nivel de serotoninas, las cuales ayudarían a los fumadores a dejar ese hábito.

Hazte un chequeo regular


Si es que no has ido a un chequeo médico, tal vez es buen momento para que lo hagas. Hay condiciones físicas que pueden producir síntomas depresivos, incluyendo: diabetes, anemia, malfuncionamiento de la tiroides, menopausia, entre otros.

Así que ya sabes los consejos para evitar que el mal humor o la baja de ánimo se conviertan en depresión. Si es que sientes que necesitas algo más, no dudes en consultar a un especialista.