10 principios para no morir de amor.

El amor es entregar todo sin mirar el cambio, el amor se construye y con el tiempo se va convirtiendo en un lazo que está ligado a compartir, a la tranquilidad y al cariño.

En cambio, puede no ser para siempre,y muchas personas a pesar de saber muy dentro de ellas que el amor se acabó, continúan creyendo en ese cuento de hadas, pensando que puede ser una simple crisis y que todo volverá a ser hermoso como antes, eso es mucho más doloroso, porque siguen alimentando la esperanza, en donde ya no queda nada.

SI YA NO TE QUIEREN, APRENDE A PERDER Y RETÍRATE DIGNAMENTE

Hay que saber perder, reconocerlo, aunque duela, pero es menos doloroso perder una relación, que perder una vida en una relación, insistiendo en algo que ya no existe. Es mejor utilizar toda esa energía en recuperarse uno mismo, alejándose de la fuente del dolor.

CASARSE CON EL AMANTE ES COMO ECHARLE SAL AL POSTRE
¿Conoces a tu amante lo suficiente para saber si son compatibles para una vida de pareja? ¿Es realmente amor, o es sólo pasión, sexo, placer? ¿Eres capaz de confiar en la fidelidad del que fue amante y ahora comparte tu vida? Solamente un pequeño porcentaje de amantes que acaban casándose o se van a vivir juntos, mantienen una relación que funcione.

EVITA EL SACRIFICIO IRRACIONAL: NO TE ANULES PARA QUE TU PAREJA SEA FELIZ

Muchas personas tienen la costumbre de tratar de ser menos por todos los medios, para que la pareja se sienta más. Muchas veces la poca capacidad de la pareja nos duele, e intentamos eliminar este sufrimiento hundiéndonos para que la pareja salga a flote. Esta conducta se llama autoaniquilación psicológica por afecto.


¿NI CONTIGO NI SIN TI? ¡CORRE LO MÁS LEJOS POSIBLE!

La indecisión es una manera distorsionada de amar. Muchas veces, sin darnos cuenta, hacemos daño a nuestra relación de pareja entre un sí quiero pero no. Si tu enamorado/a te martiriza con el tan regastado “ni contigo ni sin ti” corre con todas las fuerzas lo más lejos posible y no saltes al compás del otro, sino que sé rotundo y contundente en el “se acabó”. Si deseas una relación de pareja, iníciala con una persona con coherencia entre sus actos y pensamientos.

EL PODER AFECTIVO LO TIENE QUIEN NECESITA AL OTRO


Otro principio de supervivencia radica en alertar sobre que el poder afectivo lo tiene quien necesita menos del otro, y no faltan quienes intentan sacarle provecho con el mensaje implícito de que se irán si no le dan lo que desea. La solución radica en recuperar la autonomía, el propio poder, asumir la libertad. El apego idiotiza.

NO SIEMPRE UN CLAVO SACA A OTRO, EN OCASIONES LOS DOS QUEDAN ADENTRO

Es innegable que existen amores que, pasa el tiempo y siguen estando ahí, entonces muchas veces ocurre que se piensa en conocer a alguien para olvidar el pasado, pero esto casi nunca es una buena opción, ya que al final, el clavo se hunde más si añades otro. Primero hay que sacar el viejo clavo y luego hallarás una persona que valga la pena y que pueda a entrar en tu vida tranquila y sin estorbos del exterior.

SI EL AMOR NO SE VE NI SE SIENTE, NO EXISTE O NO TE SIRVE

El amor se nota. Cuando hay amor de verdad, se ve, se siente que te admiran, que te quieren, que te respetan, por lo tanto no se debe consentir nunca la indiferencia, el desprecio, las justificaciones, la falta de comunicación, la falta de prioridades. O te aman o no te aman.

NO IDEALICES AL SER AMADO: MÍRALO COMO ES, CRUDAMENTE Y SIN ANESTESIA
Muchas veces se hace porque necesitamos justificar las necesidades de nuestro ego, idolatrando a alguien al que apenas conocemos. Se recomienda identificar las distorsiones, mira la realidad tal cual es, no magnificar ni rendir pleitesía a nadie.

EL AMOR NO TIENE EDAD PERO LOS ENAMORADOS SÍ

Los contrastes generacionales es el punto a tener en cuenta, no es lo mismo una relación de alguien de 20 con alguien de 30, que alguien de 30 con alguien de 40. Son situaciones de madurez, estados emocionales e ideales diferentes, aunque hay relaciones que puedan prosperar, lo que hay que tener en cuenta es pensar qué se quiere para la vida.

ALGUNAS SEPARACIONES SON INSTRUCTIVAS, TE ENSEÑAN LO QUE NO QUIERES SABER DEL AMOR


Lo fundamental es no ver la separación como un trauma, sino como un paso más hacia el aprendizaje personal, tener claro que en todas las relaciones siempre hay un 50% de responsabilidad de cada uno, ser consciente de los errores, de la falta de límites. No se debe añorar algo inexistente, esa es la premisa de la que se debe partir. “Tienes la obligación, el deber y el poder para contigo mismo de empezar de nuevo. Arranca de cero, siéntete un triunfador por tener las fuerzas y las agallas para ello, recuerda siempre que ahora tienes a tu favor que sabes lo que no quieres para ti”.


En general estos principios se basan en reacciones, patologías, hábitos o impulsos que muchas personas solemos manifestar dentro de una relación. Por tanto, debemos ser capaces de entender cómo percibimos nuestras relaciones, y cómo enfrentamos nuestros sentimientos, emociones y pensamientos.

Es imprescindible analizar las situaciones que se nos presenten y enfrentarlas de la mejor manera, y no seguir bajo los juegos que la mente y los apegos pueden crear. Es importante mantener un equilibrio emocional, una autoestima sana, entre otras acciones, con el fin de asumir cualquier situación de manera razonable.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"