10 cualidades que debe tener tu próxima pareja

Encontrar nuestra pareja ideal no es nada fácil.

Como reza el dicho: “antes de encontrar al príncipe, hay que besar muchos sapos”.

Para complicarlo todo, a veces el corazón nos engaña y no vemos la realidad, sino lo que queremos ver… para luego golpearnos duramente.

Por eso es importante saber qué debemos buscamos en nuestra próxima pareja.

1 Visión de la vida y la pareja similares: si ambos no comparten el futuro que quieren, incluyendo lo personal, familiar, y laboral/ profesional. Un ejemplo muy sencillo: hay parejas que se casan y luego descubren que uno quiere tener un hijo y el otro anhela una familia numerosa. Este tipo de cuestiones es necesario hablarlas antes del matrimonio o que la pareja tome visos de seriedad, para evitar confrontaciones mayores y desilusiones. Lo mismo con el lugar donde se va a vivir y qué importancia se le dará al desarrollo laboral o profesional de cada uno.

2 Capacidad de diálogo: es imposible que no surjan discrepancias en la vida de pareja y lo importante es saber sobrellevar las diferencias, de una manera saludable y constructiva para ambos y para la relación. Esto implica la posibilidad de saber escuchar y de ponerse en el lugar del otro, para apreciar las diferentes posiciones. El diálogo es la construcción de una alternativa que convenga a ambas partes, muy lejos de la imposición que muchas personas desean hacer sobre las otras personas.

3 Algo que lo impulse: puede ser la pasión por una profesión, un hobby, un estudio en particular, una afición, una creencia, un ideal. Debe ser algo por lo que él esté dispuesto a luchar, que le ilusione y le impulse a levantarse todos los días. Alguien sin metas ni objetivos no tendrá determinación y compromiso, por lo que establecer una relación con alguien así puede hacerte sentir inestable y a la deriva. Por supuesto que, si los deseos y pasiones de ambos coinciden, todo irá mucho mejor.

4 Valores similares: si la honestidad, el respeto y el compromiso se estiman de igual manera, una pareja tendrá sólidas bases, aunque se dediquen a cosas muy diferentes. Esto hace que se establezca una relación estable y duradera.

5 Complementarios: “los iguales se repelen”, dice la ley de la física. En la pareja sucede algo similar: cuando se trata de personas complementarias, todo puede fluir de manera natural y saludable, porque lo que a uno le falta, el otro lo tiene. Si lo unimos con el respeto por el otro, es una unión que seguramente tendrá éxito.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"