10 consejos de amor para viudas

Cuando enviudamos se nos rompe el corazón… pero aun así, nuestro corazón sigue vivo, latiendo y necesitando ser amado. Cada mujer es diferente, algunas nunca podrán volver a enamorarse, otras necesitarán menos tiempo, pero la vida sigue y si eres una mujer viuda considerando volver a darle una oportunidad al amor, lee estos 10 consejos para viudas… Ser viuda es duro pues nuestro corazón sigue latiendo y necesitando amor y cariño. Darse una nueva oportunidad en el amor es difícil, porque puedes sentir culpabilidad, te sientes incómoda algunos incluso te miran mal y juzgan. Nuestros maridos pueden haber fallecido, pero nuestros corazones siguen vivos.

1. Tú eres quien debe decidir cuando volver a tener citas románticas.

No hay ningún tiempo correcto o incorrecto para esperar a iniciar una nueva relación. Cada persona vive el luto de diferente manera, nadie puede decidir por ti cuando es el momento de dar una nueva oportunidad al amor. Si son 5 años o 5 semanas, eso es algo que sólo tu corazón lo sabrá. Puede que en lo que te queda de vida no te sientas preparada, y puede que enseguida te sientas enamorada… eso es una cuestión personal. No dejes que los demás, hijos, familia o amigos te digan que vas muy rápido o muy lento. Lo que sí debes hacer es asegurarte de que cuando tomes ese paso, tengas seguridad de que es el momento, sin arrepentimientos ni remordimientos.

2. Asegúrate de que si comienzas una nueva relación sea por el motivo correcto.

Si crees que te ha llegado el momento de volver a quedar con hombres, toma primero un tiempo para pensar porqué quieres volver a tener una relación. Puede que sea porque te sientes sola y deseas la compañía de un hombre, y esas son razones válidas, después de todo los solteros también inician relaciones por ese mismo motivo. Pero si es porque piensas que una nueva relación pudiera de algún modo llenar el vacío que se formó al enviudar, te equivocas, nada ni nadie podrá llenar el vacío de perder a tu esposo. Eso sí, una nueva relación podría ayudarte a abrir tu corazón con otra persona y a disfrutar de las bellas cosas que vienen con el amor.

3. Es natural sentirse culpable, –por un tiempo.

No te preocupes demasiado, es normal que al comenzar a conocer y tener citas te sientas culpable, como si estuvieses siendo infiel a tu marido fallecido. Puede que en tu primera cita sientas que le estás fallando, te sientas insegura y nerviosa mirando a todos lados vigilante de que nadie te pueda reconocer e ir corriendo a decírselo a tu esposo que en paz descansa. Eso es algo que dejarás de sentir a medida que te des más oportunidades, en tu siguiente cita te sentirás menos “infiel”, y si no es así es posible que aún no estés preparada para iniciar una nueva relación y debas darte un tiempo.

4. Puedes hablar de tu esposo fallecido, pero no siempre.

Si inicias una nueva relación de pareja, es normal que en algún momento te hagan preguntas acerca de como era tu marido. Pero una cosa es hablar un poco y otra cosa pasarte largos ratos hablando de quien ahora ya no está y lo feliz que eras con él. Después de todo, tu marido ha muerto y tu nueva pareja es quien está ahora contigo, y quien sabe, él podría ser quien te haga feliz en los años que te quedan por delante… Si hablas todo el rato de tu pasado das muestras de no estar preparada para tu relación actual, y así seguramente lo perciba él.

5. Tu nueva pareja no es tu psicólogo.

Si te has decidido a tener una cita con alguien, no te pases todo el rato hablando de lo triste y solitaria que ahora estás, lo duro que es seguir adelante en la vida y olvidar a tu difunto marido… La cita es para disfrutarla en su compañía, no para tener un terapeuta personal. Considera contratar un psicólogo, te atenderá por el mismo precio de una buena cita con cine y cena, y puede ayudarte mucho.

6. No te preocupes por cometer errores en tus citas.

Si después de pasar años casada con un hombre, has enviudado y quedas con alguien que parece un buen hombre, cometerás errores de novata, de una niña que aún no sabe como actuar, qué decir, qué hacer en las citas… No te preocupes, es normal, comete errores, simplemente aprende a no cometerlas en la siguiente ocasión.

7. Defiende a tu pareja.

Es muy posible que si te das una nueva oportunidad en el amor, tu nueva pareja sea muy criticada por tu familia y amigos. Siempre surgirán comentarios comparativos con tu difunto marido… no lo permitas. Intenta decirles en privado, de buena forma, que no está bien que hagan sentirse tan incómodo a tu nueva pareja, especialmente considerando que podría llegar a ser tu futuro marido.

8. Asume que encontrarás oposición.

No a todos les gustará que te estés dando nuevas oportunidades en el amor. Hay quien considerará que si realmente hubieses amado a tu difunto esposo no estarías ahora con otro hombre. Otros pensarán que es demasiado pronto, y otros que deberías vivir sola y viuda por el resto de tu vida… Encontrarás oposición, asúmelo. No importa que ellos no estén de acuerdo, lo que importa es que tú estés preparada para ello, y eso sólo lo sabes tú.

9. Ve lento, pero a tu ritmo.

Tras enviudar es natural que te sientas sola, echando de menos el contacto físico, los besos, la otra mitad de la cama caliente e igual incluso los terribles ronquidos que ahora al faltar te recuerdan lo sola que estás… Pero no fuerces las cosas, no dejes que eso pueda más que la cordura y cautela. Aunque te encuentres a gusto con tu nueva pareja, ve lento, no fuerces nada y toma el tiempo que necesites para estar realmente segura.

10. Vive el amor.

Una vez que tienes pareja, hazle sentirse bien. Aun teniendo en cuenta todo lo anteriormente citado, vive el amor en su plenitud. Haz que tu pareja se sienta bien, que disfrute contigo, que no se sienta ni como un fantasma de tu difunto marido, ni como un novio en competencia con él. Haz que se sienta a gusto siendo él mismo y así tú misma disfrutarás mucho más de su compañía.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"